El juez de instrucción, Pablo Llarena, ha puesto sobre la mesa la posibilidad de presentar ante la justicia europea una cuestión prejudicial respecto a lo sucedido con las euroórdenes presentadas contra los independentistas catalanes.

Mediante una providencia que ha sido notificada hoy, el juez instructor Llarena da a conocer que el 1 de febrero se le notificó oficialmente la decisión del tribunal belga sobre la denegación de la entrega del Conseller Lluis Puig.

Concretamente, Llarena le ha dado tres días de plazo al fiscal, a la acusación y a los acusados para que formulen las alegaciones pertinentes sobre la necesidad de dirigirse ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, con el objetivo de plantear una cuestión prejudicial sobre el alcance de la sentencia belga sobre el caso de Lluis Puig.

Concretamente, las partes tienen tres días para formular alegaciones sobre:

1.- La necesidad de dirigirse al Tribunal de Justicia de la Unión Europea

2.- El contenido de la cuestión o cuestiones que habrían de formularse

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Vaya disgusto. Creía que ya estaba en la cárcel este hombre. Habrá que esperar un poco más. Puede ser que cuando su mujer, entre, el se decida a hablar. Como el Sr. Barcenas. Mientras el pp logre impedir la renovación de los jueces, tendrán tiempo y tranquilidad.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre