Una iniciativa ciudadana inunda las redes. Se trata de una propuesta en positivo para responder a las «caceroladas» que está convocando la extrema derecha cada día a las 21.00.

Después de los aplausos a los sanitarios que se realizan desde los balcones cada día a las 20.00h, los últimos días han comenzado a organizarse caceroladas como muestra de protesta contra la gestión del gobierno. Unas protestas que se han trasladado también a las calles y que en algunos casos han causado altercados al producirse enfrentamientos entre personas de distintas ideologías: aquellos que acuden para criticar al gobierno considerándolo «socio comunista» y los que van a mostrar su rechazo a estas protestas, normalmente con mensajes antifascistas.

Para este fin de semana se han convocado manifestaciones en vehículos, que ya han sido autorizadas por delegaciones de gobierno -salvo en Castilla y León y en Cataluña- por parte de la formación ultraderechista Vox.

Como respuesta, se ha querido organizar una movilización ciudadana en positivo, apelando al espíritu cívico y ciudadano de aquellas personas que no quieren enfrentamientos políticos, ni crispación ni alteración de la convivencia social en unos momentos tan delicados como los que estamos viviendo.

El manifiesto que se está distribuyendo dice así:

«Frente a su odio, nuestra sonrisa.

Vivimos la mayor crisis sanitaria del último siglo, y mientras nuestro pueblo da ejemplo una vez más de dignidad, la sombra del odio auspiciado por la ultraderecha vuelve a amenazar nuestro futuro con protestas ilegales que ponen en peligro lo avanzado y que alientan al golpismo.

Creemos que es hora de vencer ese odio que crece en este país con una sonrisa. Para que, frente a sus cacerolas, nuestros aplausos resuenen por toda España en agradecimiento a todas las personas que nos cuidan: personal médico, de limpieza, trabajadores de supermercados y todos aquellos que han dado la batalla contra la pandemia.

El viernes 22, la víspera de la manifestación del odio convocada por la ultraderecha, sal a tu balcón a las 21h y aplaude fuerte porque nuestra sonrisa venza al miedo.

PÁSALO

Apúntate a nuestra newsletter

4 Comentarios

  1. No sabía yo que las protestas fuesen odio. Más bien el odio diría yo que proviene de aquellos que ven fascistas bajo sus camas, en las esquinas, incluso en su plato de sopa. Eso sí que nos da risa a las personas mayores, jóvenes, etc. cuyo único «armamento de odio» es un cubierto que golpea una cacerola. Cada vez estáis peor. Pero sí os doy la razón en aquello de responder con una sonrisa, en vez de agredirnos, ya que todas las agresiones parten de elementos intosicadores violentos de izquierda, como la de hace 2 días.

  2. Las protestas de las cacerolas las hacen personas muy educadas, de muy buenos modales que utilizan un léxico exquisito y conciliador.
    No hacen más que decir la verdad sobre este presidente del gobierno que ha asesinado a tantos mayores en residencias madrileñas gestionadas por almas cándidas y altruistas que han hecho todo lo posible para evitar que el virus traído a España por Pedro Sánchez se cebe en más inocentes.
    Menos mal que la eficaz reacción de Ayuso dando la orden de hospitalizar a todos los residentes enfermos ha evitado un geriatricidio aún mayor.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre