jueves, 26mayo, 2022
30.8 C
Seville

Leópolis, corazón multiétnico de Ucrania, atacada por Rusia

La mítica ciudad de Leópolis, donde convivieron durante décadas pacíficamente ucranios, rusos, polacos y judíos, está siendo bombardeada por las fuerzas rusas. Su patrimonio milenario no está a salvo y miles de civiles están huyendo a causa de las bombas. El llamado “refugio” ucranio ya no está a salvo

- Publicidad -

análisis

Putin planea matarnos de hambre y de frío

Primero cierra el grifo del gas, después corta el suministro de trigo y maíz. Putin planea exterminarnos de frío y de hambre. El dirigente...

El Repaso del 26 de mayo, jueves: Foro de Davos, precio del gas, matanza en Texas y cinismo de Biden

En El Repaso analizamos las principales noticias de actualidad. Puedes escucharlo en formato podcast Puedes verlo en vídeo a continuación (aceptando las cookies) Y puedes recuperar...

Un análisis imprescindible de Rafael Poch sobre la guerra en Ucrania

Acceder a información completa sobre la guerra en Ucrania no es tarea sencilla. Por un lado, la censura impuesta sobre los medios rusos por...

La III Guerra Mundial probablemente comenzará en Moldavia

De la misma forma que la Segunda Guerra Mundial comenzó de la forma más nimia y un motivo casi meramente superficial utilizado por los...
- Publicidad -
- Publicidad-

Leópolis, o Lviv para los ucranianos, fue una de las grandes capitales cosmopolitas y multiétnicas de la Ucrania de antes de la Segunda Guerra Mundial. En los años treinta, la ciudad contaba con una población judía que superaba al 30% del censo y otro 50% eran polacos, pero también tenía en su haber las importantes minorías rusa y ucraniana. Pero, desgraciadamente, el ataque alemán a la Unión Soviética, en 1941, cambiaría todo para siempre. Los alemanes, nada más ocupar estos territorios, pondrían en marcha la “solución final” y tratarían a Ucrania como una colonia más en su vasto sistema colonial impuesto en la Europa rendida al nazismo.

En Leópolis, la mayoría de los 110.000 judíos fueron exterminados por los nazis y tras la contienda mundial, Ucrania volvió a pasar a manos soviéticas, evaporándose por casi medio siglo el anhelo de independencia de este pueblo, que no se consumaría hasta la implosión de la URSS, en 1991. Luego llegaría la cruda transición hacia la economía de mercado, el caos político, la corrupción rampante, la revolución del Euromaidán, el caos tras el mismo y la llegada a la presidencia del cómico de origen judío Volodímir Zelenski, en uno de los países tradicionalmente más antisemitas de Europa. Todos estos acontecimientos los vivieron los ciudadanos de Leópolis como meros espectadores, de una forma tranquila y sin violencia, hasta que llegó el horror de esta guerra.

La guerra, como los bombardeos de 1942, llegó intempestivamente y sin aviso el pasado 24 de febrero de este año, despertando abruptamente a todos sus habitantes, que no podían creerse que Rusia estuviera invadiendo Ucrania de nuevo. Desde entonces, Leópolis, cuna del nacionalismo ucranio y antaño gran capital multiétnica del Este de Ucrania, muy cerca de la frontera con Polonia,  se ha convertido en una ratonera, donde llegan miles de personas de otras partes del país y se hacinan en las dos estaciones de trenes que tiene la ciudad.  Los ucranios parten hacia un futuro incierto y huyen,  dejando atrás todo lo que tenían, de esta injusta guerra y agresión.

El sátrapa de Moscú, Vladimir Putin, había asegurado en repetidas ocasiones que no invadiría a Ucrania, país al que consideraba un “hermano”, y que nunca atacaría poblaciones civiles, dos aseveraciones que ha incumplido con creces y que demuestra a las claras que el máximo líder del Kremlin es un mentiroso compulsivo sin escrúpulos. Los habitantes de Leópolis, muchos escondidos en sus casas o tratado de huir por cualquier medio hacia la cercana Polonia, ya saben cómo se las gasta Putin y saben que los rusos utilizarán todos los medios a su alcance para someterlos, incluyendo crímenes de guerra, utilización de armas prohibidas y aplicando la política de tierra arrasada, tal como antes lo hicieron en Chechenia y en Siria.

Mientras los rusos avanzan en todos los frentes, dada la desproporción humana y material entre ambos bandos, millones de ucranios solamente piensan en escapar de esta gran tragedia del siglo XXI en Europa. Leópolis está lejos de los frentes de batalla, pero todos saben que el objetivo final de Putin es arrasar Ucrania e imponer su brutal orden en este país y que no parará hasta conseguirlo aunque sea al coste de reducir las ciudades ucranias a escombros.

Esta bella urbe, considerada la puerta de entrada a Ucrania desde el Este de Europa, cuenta con bellas iglesias ortodoxas, templos católicos, sinagogas, teatros, una gran ópera, coquetas plazas, al más puro estilo centroeuropeo, y grandes y espaciosas avenidas que antes de esta guerra estaban atestadas por sus  pacíficos habitantes, ajenos, hasta hace dos semanas, de la infausta suerte que les esperaba. Pero Putin no respeta nada, ya han sonado las primeras bombas y la gente corre a los refugios presa del terror tras las señales de alarma en Leópolis. 

Los ucranios han sido condenados por el nuevo orden internacional que traza a sangre y fuego en sus mapas el presidente ruso, quien emulando los métodos de Hitler trata de “desnazificar” Ucrania y acabar con su gobierno de “drogadictos” y “neonazis”. Putin, hábil manipulador de la historia y brutal represor de su propio pueblo, pretendía hacer creer al mundo que su causa criminal era justa y estaba sustentada en supuestos principios morales y éticos, pero el mundo ya no lo cree y la realidad desnuda dejada por los bombardeos hablará por sí misma de los crímenes perpetrados, en una suerte de ejercicio de limpieza étnica a la ucrania.

Los ucranios, sí, han sido condenados por un Occidente que contempla la matanza sin hacer nada de nada y una Rusia que emplea los medios más sofisticados para eliminarlos, pero la verdadera miseria moral y ética, la de los genocidas y los asesinos ya sin máscara, está en el otro lado, en el bando del ejército invasor y agresor, al que la condena de la historia le perseguirá eternamente.

Abandonados a su suerte, atacados, bombardeados, fugitivos, muertos de frío y auténticos emuladores de los judíos errantes, los ucranios han sido abandonados por todos y atacados por una Rusia inmisericorde. Probablemente, Ucrania odiará a su “hermana” Rusia por muchos años y los rusos, para mayor gloria de su sempiterno y repulsivo dictador, se convertirán en los nuevos parias del siglo XXI. Qué desastre ha provocado este genocida sin escrúpulo, mientras reina la calma chicha en Leópolis.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 Comentario

  1. Todo muy bien,solo decir algo:
    Si se les esta enviando armas para matar rusos a los civiles,es decir a los maestros,agricultores..etc..¿Que esperamos que los rusos maten?¿Perritos,gatitos?Noooo…a civiles armados por España y otros paises.
    Caiga esto sobre el peso de la conciencia de los dirigentes occidentales,incluido Pedro Sanchez.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -

últimos artículos

El Parlamento Europeo reclama que los salarios suban en relación a la inflación

El pleno el Parlamento Europeo (PE) aprobó a mano alzada una resolución sobre las consecuencias económicas y sociales del ataque ruso contra Ucrania. La...

Más de un millón de escolares en España estudian en centros donde hay amianto

Más de un millón de escolares estudian en España en centros en cuya construcción se ha utilizado amianto. Aparte del riesgo de enfermedades pulmonares para todos en...

Putin planea matarnos de hambre y de frío

Primero cierra el grifo del gas, después corta el suministro de trigo y maíz. Putin planea exterminarnos de frío y de hambre. El dirigente...

El movimiento feminista sale a la calle el 28 de mayo para reclamar una ley abolicionista de la prostitución

El próximo 28 de mayo a las 12:30 las mujeres feministas saldrán a la calle para reclamar una ley abolicionista de la prostitución. En...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

José Antonio Zorrilla, embajador de España retirado, imparte una conferencia sobre la guerra en Ucrania: «Lo siento si os quito la inocencia»

José Antonio Zorrilla cuenta en su currículo con una larga experiencia en el ámbito de las relaciones internacionales. Ha sido diplomático y cónsul general...

El próximo 22 de mayo, las corporaciones tecnológicas y farmacéuticas, a través de la OMS, pretenden poder anular las soberanías nacionales

El pasado lunes día 9 de mayo (Día de Unión Europea y Día de la Victoria para Rusia) tuve el honor, como Presidente de...

Rusell Blaylock, neurocirujano sobre la pandemia de COVID-19 «¿Cuál es la verdad?»

En la revista internacional de neurología quirúrgica, SNI por sus siglas en inglés, se ha publicado recientemente un editorial firmado por Rusell Blaylock, neurocirujano...

BionTech reconoce ante la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU no poder demostrar suficiente eficacia y seguridad de la vacuna de Pfizer y...

El informe anual que la compañía BionTech ha presentado ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, fechado en el pasado 30...

Estados Unidos compra millones de dosis de vacunas para el «nuevo virus» de la viruela del mono

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos acaban de firmar un acuerdo por 119 millones de dólares que se destinarán a la compra de vacunas...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

El Parlamento Europeo reclama que los salarios suban en relación a la inflación

El pleno el Parlamento Europeo (PE) aprobó a mano alzada una resolución sobre las consecuencias económicas y sociales del ataque ruso contra Ucrania. La...

Más de un millón de escolares en España estudian en centros donde hay amianto

Más de un millón de escolares estudian en España en centros en cuya construcción se ha utilizado amianto. Aparte del riesgo de enfermedades pulmonares para todos en...

Putin planea matarnos de hambre y de frío

Primero cierra el grifo del gas, después corta el suministro de trigo y maíz. Putin planea exterminarnos de frío y de hambre. El dirigente...

El movimiento feminista sale a la calle el 28 de mayo para reclamar una ley abolicionista de la prostitución

El próximo 28 de mayo a las 12:30 las mujeres feministas saldrán a la calle para reclamar una ley abolicionista de la prostitución. En...