lunes, 20septiembre, 2021
21 C
Seville

Lenguaje con curvas

Juan Carlos Martinez Betelu
Escritor y periodista.
- Publicidad -

análisis

Javier Maroto, el político que se traicionó a sí mismo

Javier Maroto (senador popular puesto a dedo por el presidente Castilla y León por imposición de Pablo Casado), aunque es y se siente vitoriano,...

Pedro Sánchez: en sus manos, ¡qué canalla es la política!

España tiene un problema con Pedro Sánchez, un serio problema que sólo se solucionará cuando él, que no el PSOE, deje la Presidencia del...

La mafia contra la academia

El ataque a profesores, publicaciones, libros y en general la academia tiene que ver con un enfoque característico de fascismo que consiste en instalar...

Sostiene Verstrynge

Mark Twain, entre otros escritores, filósofos, poetas y pensadores en general, es una gran despensa para los articulistas porque de él, de sus muchos...
- Publicidad-

 “Los argentinos han aprendido a escribir con curvas”  expresó Jorge Luis Borges en una de sus memorables metáforas para referirse al lenguaje elíptico que prevalecía en tiempos del terrorismo de estado.

 En aquellos  años, el miedo impuesto por el terror se manifestaba en el lenguaje. Escribir y hablar con curvas no sólo eran los efectos del miedo. También era un recurso impuesto para presentar  a la dictadura como una apertura al orden y a la convivencia en paz, aunque se trataba del orden de las bayonetas y la paz de los cementerios.

 A los comandantes del genocidio se les presentaba como un trío mesiánico que tomaba el poder para salvarnos de caer en el infierno.

 “Nuevo gobierno”  decía en  su principal título el diario Clarín y desde ese mismo instante el lenguaje oral y escrito se convirtió en la herramienta apropiada para dibujar una falsa realidad.

 A la dictadura se la presentaba como un proceso de reorganización nacional mientras miles y miles de personas eran secuestradas, torturadas y asesinadas en los campos de concentración a los que se distinguía como centros de recuperación.

 Al genocida mayor se le confería el título de presidente al tiempo que se clausuraba el Congreso Nacional, se prohibían las actividades políticas, se intervenían los sindicatos, desaparecía la libertad de expresión y el poder de las armas quedaba por encima de la Constitución y las leyes.

 El genocidio encontró en el lenguaje con curvas una nueva acepción: guerra. Una falacia a la que la propia sentencia que condenó a las juntas militares en 1985 llamó por su nombre: PLAN CRIMINAL.  

 A los apropiadores de niños se les identificaba como padres adoptivos para conferirles una aureola de humanidad aunque se  tratara de los mismos usurpadores que asesinaban a las madres que parían a esas criaturas en los campos de exterminio.

 En el marco de ese  lenguaje distorsivo, los grandes medios de comunicación aportaron lo suyo para convencer a buena parte de la sociedad que las víctimas eran los victimarios y que si aquellas desaparecían “algo habrán hecho” o “por algo será”.

 Cuando en marzo de 2020 el flamante presidente Alberto Fernández  sugirió que había que dar vuelta una página de nuestra historia reciente, cuya responsabilidad atribuyó  a “la inconducta de algunos desubicados”, exhumó aquel lenguaje con curvas.

 Doblemente negativo por el escenario desde el cual lanzó el mensaje. Nada menos que desde Campo de  Mayo, uno de los centros de confinamiento y exterminio que funcionó durante el terrorismo de estado.

 Qué oportunidad perdió Fernández –como presidente y a la vez como máxima autoridad militar- para decirles a las nuevas generaciones de las fuerzas armadas, formadas en democracia, que nunca más deberán ser el brazo criminal de su propio pueblo.

  En este nuevo aniversario del golpe cívico-militar-clerical del 24 de marzo de 1976, el presidente debería aprovechar la oportunidad para hablar sin curvas y decirles a las fuerzas armadas que el ominoso pasado estará siempre presente en la memoria de los argentinos y argentinas que defienden la vida y la libertad.

 Y algo no menos importante para decirles: que su  formación debe nutriste de los valores y principios de la escuela de San Martín y NUNCA MÁS de la escuela de Videla.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Vídeos: así avanza la lava del volcán de La Palma

Diario16 ha tenido acceso a imágenes que muestran cómo está llegando la lava a las inmediaciones del volcán que hoy ha entrado en erupción...

Santiago Abascal sobre la manifestación homófoba en Chueca: «Apesta a cloacas socialistas»

El líder de la formación de ultraderecha Vox, Santiago Abascal, ha afirmado que los hechos acontecidos ayer por la tarde en el céntrico barrio...

Volcán en erupción en La Palma: evacúan a más de 5.000 personas y se activa el semáforo rojo en los municipios afectados

La isla de La Palma, en Canarias lleva las últimas horas viviendo un evento histórico: el volcán de la Cumbre Vieja ha entrado en...

Vuelta a la guerra fría, cambios en el gobierno y cortinas de humo en Reino Unido

Semana tras semana cuando me siento a escribir y planteo el sentido del artículo me choco de bruces con la realidad que siguen escupiendo...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Vídeos: así avanza la lava del volcán de La Palma

Diario16 ha tenido acceso a imágenes que muestran cómo está llegando la lava a las inmediaciones del volcán que hoy ha entrado en erupción...

Santiago Abascal sobre la manifestación homófoba en Chueca: «Apesta a cloacas socialistas»

El líder de la formación de ultraderecha Vox, Santiago Abascal, ha afirmado que los hechos acontecidos ayer por la tarde en el céntrico barrio...

Volcán en erupción en La Palma: evacúan a más de 5.000 personas y se activa el semáforo rojo en los municipios afectados

La isla de La Palma, en Canarias lleva las últimas horas viviendo un evento histórico: el volcán de la Cumbre Vieja ha entrado en...

Vuelta a la guerra fría, cambios en el gobierno y cortinas de humo en Reino Unido

Semana tras semana cuando me siento a escribir y planteo el sentido del artículo me choco de bruces con la realidad que siguen escupiendo...