Los peores indicios se confirman tras la autopsia. Laura Luelmo fue agredida sexualmente antes de ser asesinada por Bernardo Montoya.

Según han confirmado fuentes de la investigación, la autopsia realizada este martes en el Instituto de Medicina Legal de Huelva revela que la maestra zamorana de 26 años fue víctima de una agresión sexual que habría cometido Bernardo Montoya, el autor confeso de la muerte de la joven.

El informe preliminar apuntó este martes que un fuerte traumatismo craneoencefálico con un objeto provocó la muerte de la profesora, y que su fallecimiento se produjo entre los días 14 y 15 de diciembre, dos o tres días después de su desaparición en la localidad onubense de El Campillo.

Tal y como ayer explicaba el periodista Natalio Blanco en Diario16, Bernardo Montoya Navarro conoce infinitamente más cómo se ve la vida desde la cárcel que qué se siente al respirar el aire de la calle en libertad. Cuando el pasado 28 de octubre puso los pies en la puerta del Centro Penitenciario de Huelva, dejó atrás un larguísimo historial delictivo y saldó hasta el último día sus deudas con la justicia por los incontables delitos cometidos desde su juventud.

Hasta que la joven profesora Laura Luelmo, de 26 años y procedente de Zamora, alquiló a comienzos de este mes una casa justo enfrente de la suya en El Campillo (Huelva). El destino los cruzó para siempre. Ella está muerta y él de nuevo en prisión, con un nuevo crimen que sumar a su extenso historial manchado de sangre.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre