Para la vicesecretaria general de Ferraz y portavoz en el Congreso, Adriana Lastra «es necesaria una política que no sea el mercado persa, la subasta de voluntades y el tráfico de votos y sobres de la derecha”. A su juicio, “la derecha de la Gürtel, de la Púnica, de Brugal, de Correa, de Rato, de Mato, la derecha que corrompió la política y las instituciones con el ‘tamayazo’ de Aguirre y vuelve a hacerlo con el ‘tamayazo’ de Casado”. 

Así, Lastra, ha denunciado este domingo que “el mismo PP de la caja B procesado y condenado por corrupción, sigue vendiendo cargos y gobiernos al mejor postor para tapar su corrupción”.  

A su juicio, “la moción que presentamos con Ciudadanos en Murcia fue un intento de acabar con la corrupción que ya no salpica al PP sino que lo inunda. Y la respuesta de Casado ha sido exactamente la misma que la de quienes le precedieron en el puesto, intentar tapar la corrupción con más corrupción”.

Para Lastra, «el presidente del PP “no está haciendo nada nuevo, pero ese es el problema: que hace exactamente lo que aprendió en el PP de Madrid, el kilómetro cero de todos los chanchullos y las corrupciones de esta derecha”, ha reiterado Lastra.

Tapar su corrupción comprando gente y vendiendo cargos no es hacer política, es degradar y corromper la política”. Según la dirigente socialista, el Partido Popular “es el partido de la antipolítica” que corrompe la política “con tránsfugas y pactando con la extrema derecha”. “La derecha ha cambiado de caras, pero sigue siendo la misma”, ha lanzado Lastra en un encuentro telemático con jóvenes de las Juventudes Socialistas de Madrid.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorLa Marea Blanca, vencer o morir ante Ayuso
Artículo siguienteAyuso consigue que la Justicia dé por válida su convocatoria de elecciones
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

  1. Y de las firmas contra el Estatuto de Catalunya. Lo digo por recordar que y quien prende fuego a los sufridos contenedores. Aquí el criminal siempre gana y, ahora, ya lo estamos viendo claramente.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre