La vicesecretaria general del PSOE y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Adriana Lastra, ha subrayado hoy que el próximo 4 de mayo “se decide quién gobierna esta comunidad, pero se decide mucho más”. “Se decide entre la exclusión que quiere la extrema derecha o la igualdad. Se decide entre levantar muros o tejer comunidad. Entre confrontación o encuentro. Entre honestidad o corrupción. Entre un futuro para todos o volver a lo más oscuro de ese pasado de injusticia y desigualdad que con tanto esfuerzo estamos consiguiendo desterrar”.

A su juicio, “es el momento de parar a la extrema derecha del odio y a la derecha cada vez más extrema que le abre la puerta, se pone a su servicio y le entrega las instituciones”. Por ello, se mostró convencida de que el próximo 4 de mayo “seremos millones quienes llenaremos las urnas de orgullo, dignidad, libertad y justicia”.

Así lo ha asegurado este miércoles durante un acto en Ferraz, con motivo del Día Internacional del Pueblo Gitano, que se celebra hoy 8 de abril, y en el que también ha intervenido la vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática y secretaria de Igualdad del PSOE; Carmen Calvo que ha subrayado que la Ley de Igualdad de Trato “va a traer grandes avances para los gitanos y las gitanas, ya que va impedir en nuestro país discriminar a nadie por ninguna circunstancia” y que la Ley de Memoria “reconocerá el sacrificio de los gitanos que pelearon por la causa de libertad y la democracia”.

Asimismo, Calvo apuntó que “este país, de la mano del Gobierno socialista y de las iniciativas socialistas, tiene que incluir la perspectiva de la gitanidad en todo”. En este sentido, se ha comprometido a que la Ley de Memoria Democrática va a tener una perspectiva de gitanidad. Se trata de que “se reconozca” y se rinda tributo al sacrificio de los gitanos que pelearon por la causa de libertad y la democracia”, frente a la represión que se ha ejercido sobre este colectivo durante años, dijo.

La vicepresidenta quiso manifestar también el orgullo del feminismo socialista por la “participación política de las gitanas, que han tomado la batuta de la participación política, del activismo social, de la formación” y han podido “combinar su identidad cultural y los derechos propios de las mujeres libres en el siglo XXI”.

No hace falta que sea 8 de abril para “reivindicar lo que les corresponde: ser ciudadanos, tener derechos, oportunidades, libertades y respeto a su identidad”, concluyó.

En el acto, moderado por la diputada Beatriz Carrillo, también han intervenido Mariano González Carbonell, candidato en la lista del PSOE a las elecciones a la Comunidad de Madrid; María Filigrana García, vicepresidenta de Fakali y miembro del Consejo Estatal del Pueblo Gitano, y Juan de Dios Ramírez Heredia, presidente de la Unión Romaní.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre