Las administraciones de Lotería pueden desde mañana abrir sus puertas.

El BOE recoge las normas relativas a la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del estado de alarma, y que cuenta con varias novedades.

En lo referente al comercio minorista, se recuerda que solo podrán reabrir aquellos locales de superficie inferior a los 400 metros cuadrados, excepto los ubicados en parques y centros comerciales que no dispongan de acceso directo desde el exterior. Para ello se requiere la reducción del aforo al 30%, garantizar la distancia mínima de dos metros y el establecimiento de un horario específico para los mayores de 65 años.

Medidas de higiene

En cuanto a las medidas de higiene en los locales comerciales, el BOE especifica que se deben limpiar dos veces al día -una de ellas, obligatoriamente, al finalizar la jornada-, «con especial atención a las superficies de contacto más frecuentes como pomos de puertas, mostradores, muebles, pasamanos, máquinas dispensadoras, suelos, teléfonos, perchas, carros y cestas, grifos» y otros elementos de contacto frecuente.

La orden prohíbe la distribución entre los clientes de «productos de prueba no destinados a la venta como cosméticos, productos de peluquería y similares que impliquen la manipulación directa por sucesivos clientes.

El BOE determina estos establecimientos podrán establecer «sistemas de recogida en el local» siempre que garanticen «una recogida escalonada que evite aglomeraciones» así como un sistema de reparto a domicilo preferente»-

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorMayores frente al coronavirus
Artículo siguienteTVE fulmina a María Casado en ‘Las mañanas de la 1’
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre