Las víctimas de ‘don Chemi’, el exreligioso del Colegio de Salesianos de Deusto que ha sido acusado por abusos físicos y sexuales por parte de 31 exalumnos, y al que no se le podrá condenar al prescribir los delitos, han pedido que este tipo de delitos no prescriban nunca y han instado a los políticos a que “promuevan los cambios legislativos oportunos para que las penas sean proporcionadas y proporcionales al daño causado a los afectados y a toda la sociedad”.

El comunicado de las víctimas llega tres días después de que la Justicia haya archivado las primeras ocho denuncias contra el ex profesor por haber prescrito, según informa El Correo.

Las personas que hace un mes dieron el paso para poner en conocimiento de la Ertzaintza el caso, sucedido en los 80, cuando apenas tenían entre 8 y 10 años, han afirmado que ya eran “conscientes” del “recorrido judicial limitado” de sus denuncias.

Además, las víctimas del sacerdote acusado de pederasta han destacado que su intención ha sido, sobre todo, “dar a conocer a la sociedad y a los poderes públicos la intensidad, dimensión y alcance de estas atrocidades”.

También han aclarado que “la prescripción no quiere decir inocencia”. “Los 31 casos puestos en manos de las autoridades ya hablan por sí mismos”, han añadido, al tiempo que invitan al resto de víctimas que puedan permanecer aún ocultas a dar un paso adelante y denunciar.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEspañoles en Holanda denuncian abusos laborales y explotación
Artículo siguientePeriferias
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre