Son diferentes las formas de mantener el equilibrio de nuestras energías, y una de ellas es el uso de minerales como la piedra de turmalina negra.

La turmalina negra purifica las energías y convierte las negativas en positivas. Es utilizada en muchas terapias y rituales, incluido el Feng Shui.

Las propiedades de la turmalina negra

A la turmalina negra se la asocia con los chakras, siendo perfecta para ser colocada sobre ellos y, de ese modo, poder mantener las energías con su potencia máxima.

Este mineral cuenta con propiedades piezoeléctricas y piroeléctricas, por lo que es usado en numerosos instrumentos que miden la presión. Pero su uso más frecuente es para canalizar las energías, tanto las exteriores como las interiores.

Propiedades protectoras de la turmalina negra

La turmalina negra mantiene alejadas de nuestras vidas a la ansiedad, depresión, ira y mal humor gracias a su gran capacidad de convertir las energías negativas en positivas.

Son muchas las formas en las que las malas energías llegan a nuestras vidas. Pueden proceder de nuestra mala actitud ante la vida, aunque también son numerosas las ocasiones en las que son recibidas de otras personas que sienten por nosotros resentimientos, celos, envidias o cualquier mal sentimiento.

La turmalina negra nos protege tanto de las malas vibraciones de los demás como de las malas energías que pueden nacer en nosotros mismos.

Propiedades energéticas y curativas de la turmalina negra

La turmalina negra tiene también el poder de mejorar diferentes dolencias que podamos padecer, ayudando a liberar tensiones.

La depresión es una de las dolencias psicológicas que puede ser aliviada por este mineral. Sin llegar a curarla, sí consigue que la calidad de vida de quien padece esta terrible enfermedad mejore notablemente.

Sus propiedades también influyen positivamente en la salud física y mental.

Cómo usar la turmalina negra

Usar la turmalina negra es muy sencillo. Se puede utilizar en diferentes terapias colocando este mineral sobre el cuerpo de las personas directamente (por ejemplo, en masajes corporales), aliviando los dolores que se puedan tener.

Cuando lo que se busca es la transformación de las energías concentradas en los chakras, el mejor modo de utilizar la turmalina negra es colocarla en los lugares del cuerpo donde se encuentren los mismos. Es la mejor forma de liberar las energías negativas que te estén afectando.

Para que los espacios se mantengan limpios, únicamente debes colocar la turmalina negra donde lo necesites, como por ejemplo en la mesita de noche o en cualquier otro lugar junto al que pases muchas horas.

Las zonas de trabajo son lugares muy adecuados para colocar este mineral, ya que ayuda a que las energías fluyan correctamente, mejorando la productividad.

Cuando se coloca turmalina negra a ambos lados de la puerta de entrada de tu hogar evitas que las malas vibraciones crucen el umbral y puedan extenderse por las diferentes estancias de tu casa.

También puedes llevarla contigo en todo momento, metida en una bolsita, en una pulsera o en un colgante, siendo la mejor forma de protegerte a ti mismo.

Minerales como la piedra de turmalina negra son grandes protectores de nuestra salud, tanto mental como física. No olvides que para que mantenga sus propiedades debes limpiarla cada cierto tiempo, metiéndola en agua con sal y colocándola posteriormente al sol, para que recargue toda su energía.

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. Una preguntita : Puedo tener una turmalina negra en el cuarto de un paciente que sigue un tratamiento quimio?

  2. En principio no habría ningún problema, pues la turmalina negra evitará que las malas vibraciones lleguen a su cuerpo, no perjudicará su salud si ese era tu temor

  3. Me compre una pulsera de turmalina negra y a los días de llevarla puesta , tres de las turmalinas se han puesto de diferentes tonos de grises .¿Tiene algún significado?

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre