El dormitorio es nuestro recinto sagrado, donde nos disponemos a recuperar todas las energías gastadas durante el día, por lo que contar con un lecho confortable y un ambiente agradable, será vital para que podamos cumplir el objetivo adecuadamente.

Los cabeceros tapizados de cama desempeñan un papel activo en la transformación del aspecto general del dormitorio, ya que se convierten en un punto focal muy atractivo sin hacer mucho esfuerzo. Por eso vamos a mostrar información valiosa sobre las diversas ventajas que trae consigo este artículo de decoración.

Añade estilo a la habitación

Uno de los principales beneficios que ofrece un cabecero tapizado es que logra transformar un dormitorio aburrido en uno elegante y sofisticado. En el mercado podemos encontrar una amplia gama de estilos que incluyen el diseño contemporáneo, moderno, minimalista, rústico, tradicional y otros muchos más.

En cuanto a los materiales, el cabecero tapizado capitoné y en polipiel blanco, son algunos de los más demandados, sin embargo, es posible hallar una gran variedad de tapizados en tela. 

Tienes más opciones de personalización

Optar por un cabecero tapizado permite apostar por una tendencia que está pisando con fuerza en el mundo de la moda y el diseño de interiores, como es la personalización. Al encargar un cabecero tapizado hecho a medida, tendrás la oportunidad de crear un diseño único y exclusivo.

La imaginación no tiene límites y las tiendas más preocupadas por ofrecer satisfacción a sus clientes, cuentan con la opción de personalizar los cabeceros de acuerdo a sus gustos y exigencias particulares.

Se ajustan a todos los presupuestos

Un cabecero no solo es capaz de añadir estilo a una habitación, sino que además, hay una inmensa variedad que permite ajustarse a todos los bolsillos y presupuestos. En este sitio web puedes escoger el que más te guste, hay muchas opciones con precios muy competitivos y justos.

También podrás escoger entre diversos tipos de canapés, cabeceros, camas articuladas, y todo lo necesario para un correcto descanso

Aprovechamiento del espacio

El cabecero tiene un diseño mínimo que ocupa muy poco espacio en una habitación, tiene la capacidad única de hacer que una habitación pequeña parezca más grande.

Los cabeceros se han diseñado específicamente para ser más finos, fáciles de mover y menos voluminosos, para brindar un aspecto ligero y limpio. Son ideales para complementar el diseño cuando se ha adquirido una cama moderna, como las de tipo nido o las que tienen un canapé abatible, que suelen venir con una base muy práctica, pero sin cabecero.

Por otro lado, las alternativas se extienden para tener mayor libertad para escoger las mesitas de noche que puedan hacer juego o contraste, de acuerdo a tus gustos y a lo que prefieras para tu dormitorio.

Añade confort

Un hecho que es poco conocido, pero importante de resaltar, es que una cama que utiliza solo un cabecero tapizado permite obtener comodidades que un marco típico de cama no puede conseguir.

Por un lado, es posible contar con un respaldo cómodo para leer o ver la televisión un rato antes de dormir. Que dicha base sea de tela o cualquier otro material suave, añade comodidad en cualquiera de las posiciones que quieras adoptar antes o durante el sueño. Por otro lado, además, sirve como aislante térmico, al funcionar como una barrera entre la pared y el colchón.

Facilita la tarea de hacer la cama

Parece una tontería, pero para muchos no lo es, y es que un cabecero independiente facilita la tarea de hacer la cama. Un marco de cama común requiere que te tomes el tiempo de meter las sábanas cuidadosamente alrededor. Con un cabecero tapizado, hacer la cama se convierte en algo mucho más agradable y rápido.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre