Las pruebas son contundentes y la documentación original que obra en poder de Diario16 no puede ser rebatida. El venezolano Jorge Neri Bonilla gestionó campañas, estrategias, operaciones y recursos de Petróleos de Venezuela (PDVSA), una empresa cuyo único accionista es el Estado y que se encuentra adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Energía y Petróleo, departamento que durante muchos años estuvo al mando de Rafael Ramírez y bajo cuyo paraguas se creó una red de corrupción que sacó de Venezuela más de 60.000 millones de dólares.

Ya hemos informado de cómo Jorge Neri inició una campaña internacional de promoción de Venezuela en octubre de 2013, es decir, cuando Nicolás Maduro ya ocupaba la presidencia de la República Bolivariana, con la que se pretendía potenciar la imagen de PDVSA y del propio país/régimen para poder captar inversores internacionales. Esto lo podemos comprobar en este correo electrónico en el que, entre otras personas, se dirige al cuñado de Ramírez, Baldo Sansó, el hombre que fue el administrador de la fortuna del ex ministro venezolano que está perseguido por diferentes países del mundo por la comisión de presuntos delitos económicos:

Sin embargo, el manejo de recursos de PDVSA por parte de Jorge Neri fue más allá. En otro correo enviado por éste en el mes mayo de 2014 —Maduro seguía siendo presidente— pretendió involucrar en un proyecto petrolero a una importante personalidad de este país. En ese correo Neri afirma lo siguiente: «tengo la oportunidad de introducir […] a una empresa europea que va a recibir un anticipo de PDVSA para la ejecución de un contrato. El monto de la operación es pequeño €10/12 mm aprox., el riesgo nulo, y se puede negociar un monto razonable». Como se puede comprobar, Neri tenía acceso al manejo de millones de euros de PDVSA.

Ese proyecto lo pretende presentar como «la pera limonera» y algo seguro. Aquí tienen el correo completo:

Ese interés fue trasladado a esa personalidad y a un banco sistémico de este país quien, en apenas cinco días, respondió al proyecto como lo haría cualquier entidad financiera responsable: «te informo que para proceder al estudio de una operación de aval para una nueva firma, necesitaríamos contar con la siguiente documentación:

» Datos del aval:

» Importe, plazo y titular acreedor (ante quien se avala), así como texto íntegro del aval para su análisis por nuestro departamento jurídico.

» Datos del avalado en general sobre identidad jurídica, y la de su representante legal». Es decir, lo que le hubieran solicitado a cualquiera. Según fuentes conocedoras de esta operación, Neri no presentó esa documentación y no insistió en introducir a esa personalidad en el sector petrolero.

Hay que recordar que en esa fecha Rafael Ramírez aún era presidente de PDVSA, dado que hasta septiembre de 2014 no dejó ese cargo para ocupar, durante dos meses la Vicepresidencia del Consejo de Ministros para Soberanía Política y convertirse en Embajador de Venezuela en Naciones Unidas, cargo que ostentó hasta el año 2017. También es importante recordar cómo en el año 2011, un empresario español reconocía la relación de Jorge Neri con Rafael Ramírez. En concreto, afirmaba en un correo electrónico que obra en poder de Diario16 que sus socios Jorge Neri y Baldo Sansó (cuñado de Ramírez) eran «personas claves dentro del panorama político del país (cuñado y asesor jurídico de inversión personal fuera del país) de Rafael Ramirez- Presidente de PDVSA) en cuestión. Yo me ocupo de temas financieros, pero ellos son los que llevan todo el liderazgo político y de lobby».

¿El «gran adversario intelectual del régimen de Maduro» era una persona clave dentro del panorama político del país durante el gobierno de Hugo Chávez? ¿El «gran adversario intelectual del régimen de Maduro» gestionó recursos de PDVSA cuando ya se había producido el relevo en la Presidencia tras la muerte de Chávez? Desde la conversión de Saulo de Tarso camino de Damasco no se ha visto en la historia una transformación como la de Jorge Neri.

Por otro lado, la colaboración entre Estados Unidos, España y Venezuela en relación al desfalco provocado al pueblo venezolano por la corrupción en PDVSA, está dando como fruto que muchos de los que se aprovecharon de ello, y que en la actualidad son multimillonarios mientras la gente pasa hambre en la República Bolivariana, se encuentren ya en el punto de mira de diferentes operaciones en marcha por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, en estrecha colaboración, además, con las agencias federales norteamericanas. El último ejemplo de ello lo tenemos en las detenciones practicadas en el registro de las oficinas del ex embajador español en Venezuela por haber presuntamente blanqueado 4 millones de dólares procedentes de PDVSA, según ha informado El Mundo. 

Además, como se puede comprobar, las fechas durante las cuales se realizaron estos negocios del despacho de Raúl Morodo y la de los correos de Jorge Neri coinciden, lo que hace indicar que se trataba de una estrategia institucionalizada en la PDVSA presidida por Rafael Ramírez y de la que eran partícipes sus socios y colaboradores más cercanos.

Finalmente, compartimos el vídeo explicativo que ha publicado en Youtube el periodista venezolano de Economía Digital, David Placer, en el que expone con absoluta claridad las relaciones entre el chavismo y Jorge Neri:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 + dieciocho =