Los datos demuestran que la brecha salarial aún persiste. Las mujeres han dejado de ganar 43.454.538.471 euros, o lo que es lo mismo, el 4% de nuestro PIB anual, cifra por la que se deja de cotizar a la Seguridad Social y Hacienda. “Las mujeres ganan al año casi 6.000 euros menos que los hombres”, ha señalado Antoñanzas.

La vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas, ha reclamado “legislar urgentemente contra la discriminación salarial de las mujeres, durante la presentación del informe sobre la brecha salarial con motivo del 22 de febrero, Día Internacional de la Igualdad Salarial, donde ha recordado que, “en 2017, la brecha salarial se situó en el 21,99% (0,43% menos que en 2016)”.

Las mujeres tienen menos salarios que los hombres

Una de cada cinco mujeres con empleo percibe, como máximo al mes, 707,70 euros brutos mensuales, el Salario Mínimo Interprofesional del año 2017. Sin embargo, solo 36.809 mujeres acceden a los salarios más altos, frente a 105.807 hombres. Por cada tres hombres con salarios superiores a los 89.170,20 euros brutos anuales, hay una mujer.

Para la Vicesecretaria General de UGT, “hay que romper con algunos mantras que son falsos, como que las mujeres estamos menos formadas que los hombres”. Un 48% de las mujeres con empleo en 2017 poseían un título universitario, mientras que, en el caso de los hombres, solo el 37,82% poseía una licenciatura o un grado. Sin embargo, solo el 1,81% de las mujeres asalariadas consiguen traspasar la barrera y llegar a ser directoras y gerentes, frente al 3,18% de los hombres asalariados con la misma ocupación”.

Otra excusa es que las mujeres trabajan menos horas que los hombres”, ha señalado Antoñanzas, quien ha puesto como ejemplo las actividades sanitarias y de servicios sociales. En este colectivo son mayoritarias las mujeres y, aunque trabajan de media semanal 2,5 horas menos que los hombres, ganan casi 10.000 euros menos al año.

Peores empleos para las mujeres

Cristina Antoñanzas ha recordado que “los empleos son peores para las mujeres que para los hombres”. El estudio constata que abunda el empleo a tiempo parcial en las mujeres, algo que las penaliza doblemente. Esta penalización se traduce en una pensión más baja, por haber cotizado menos durante su vida laboral.

Una de cada cuatro mujeres con empleo, el 25,93%, tiene un trabajo a tiempo parcial, por el 7,48% de los hombres.

Otros datos del estudio demuestran que mientras el 77,25% de las mujeres tienen un empleo a jornada completa, en el caso de los hombres es el 95,92%, lo que se traduce en que la brecha salarial en la contratación indefinida es más de dos puntos superior a la media (23,45%).

La brecha salarial por sectores

La brecha salarial más alta la encontramos en las actividades administrativas y servicios auxiliares, otros servicios, actividades profesionales, científicas y técnicas y en las actividades sanitarias y de servicios sociales. Las trabajadoras de estos cuatro grandes sectores perciben un tercio del salario menos que sus compañeros varones. Las trabajadoras de la Hostelería perciben los salarios más bajos, con una brecha de casi 3.000 euros anuales respecto a sus compañeros.

La brecha salarial por comunidades

Es Asturias la comunidad autónoma donde sigue existiendo la brecha más alta de toda España, un 30,24 al año. Las autonomías con la brecha más baja son Canarias (11,15%) y Baleares (13,05%).

Igualdad salarial negociada y con más recursos

Para la Vicesecretaria General de UGT, “ahora tenemos la oportunidad de impulsar una Ley de Igualdad Salarial negociada y acordada con los interlocutores sociales, con un presupuesto económico suficiente para implementarse de manera eficaz”. Esta medida ya fue anunciada por la ministra de Trabajo y Economía Social. La nueva legislación debería incluir la creación de Comités de Brecha Salarial de Género, a imagen de los Comités de Seguridad y Salud en el Trabajo y de la figura de la Delegada de Brecha Salarial. Se debe realizar un desarrollo reglamentario exhaustivo de las Auditorías Salariales, que contenga medidas que permitan la equiparación de los mismos derechos del trabajo a tiempo completo para el trabajo a tiempo parcial y que incentive medidas dirigidas a la promoción de mujeres en todos los sectores de actividad, son algunas de las exigencias que el sindicato va a poner sobre la mesa.

Para UGT es imprescindible crear escuelas infantiles públicas de 0 a 3 años, que sean gratuitas. También debe crearse un sistema de cuidados de calidad, atendido por personas profesionales, que asistan a las personas en situación de dependencia y discapacidad, con el fin de evitar que las mujeres abandonen del empleo para dedicarse al cuidado de los familiares.

Con carácter inmediato, “el Gobierno debe arbitrar un sistema para que las mujeres puedan sumar a sus cotizaciones a la Seguridad Social del periodo de prestación social realizado durante el franquismo, más aún tras la reciente sentencia del Tribunal Supremo que así lo reafirma”, ha demandado la vicesecretaria general de UGT.

8 de marzo, ¿y el 9 qué?

Cristina Antoñanzas ha afirmado que el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, “UGT no va a hacer huelga feminista. Para nosotros, una huelga es una herramienta fundamental para poder cambiar las cosas. Pero este año, hemos creído conveniente abordar el problema de otras maneras”.

En este sentido, ha señalado que “es necesario buscar nuevas fórmulas de presión y negociación. Vamos a abordar una campaña potente que incluirá el 8 de marzo y otras cuestiones. Para nosotras, todos los días son 8 de marzo. Las discriminaciones que sufrimos las mujeres se deben abordar todos los días del año”.

“El lema de UGT será “8 de marzo, ¿y el 9 qué?”, porque “queremos hacer lo que hacemos el 8 de marzo todos los días. Haremos asambleas en todo el país el 5 y 6 de marzo, donde vamos a exponer claramente nuestra posición al respecto”.

Desde UGT, “estaremos siempre apoyando a todos los movimientos feministas, que trabajan por la igualdad entre hombres y mujeres. Pero desde UGT queremos dejar claro que el sindicato lleva 132 años trabajando por la igualdad y que vamos a seguir trabajando en el ámbito laboral para erradicar esta lacra, porque si no tenemos igualdad en el trabajo, no los tendremos en otros ámbitos”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre