lunes, 6diciembre, 2021
10.1 C
Seville

Las mentiras de EEUU dejan muertos

- Publicidad -

análisis

El día que los padres políticos del PP torpedearon la Constitución

“La Constitución es la solución, no el problema. El mejor homenaje hacia el pasado es que tomemos las riendas del presente y nos hagamos...

Una burda comparsa de ruido y furia

El periodista Alfonso Rojo, director de “El periodista digital”, es uno de los más fieros voceros de la caverna mediática de la derecha, y...

El TSJ de Madrid revoca la sentencia dictada en el caso José María Iñigo

Me es difícil escribir este articulo, estaba claro o así lo entendía yo, que el mesotelioma que causó la muerte de José María Iñigo,...

Hablamos nuevamente de la ley de amnistía de 1977

Ya hace 46 años de la muerte del dictador Franco y 44 que a ser aprobada la ley de amnistía que impide, a estas...
- Publicidad -
- Publicidad-

A raíz del fallecimiento, el pasado 18 de octubre, de Colin Powell, a la edad de 84 años -que fue el primer secretario de Estado negro, el primer jefe del Estado Mayor Conjunto negro, además del más joven, y el primer asesor de Seguridad Nacional negro- y con la valoración de su trayectoria, han aparecido las mentiras con las que la superpotencia estadounidense invadió Irak, del que se ha retirado años después dejando un largo, ancho y profundo reguero de más de un millón de iraquíes muertos.

Powell jugó un papel de primer orden en la invasión estadounidense de Irak en 2003. Pero previamente fue el arquitecto de la invasión de Panamá en 1989 y de la guerra del Golfo Pérsico en 1991. En Panamá, Estados Unidos bombardeó proyectos de viviendas civiles. En la Guerra del Golfo Pérsico, además de los ataques asesinos contra objetivos civiles, Estados Unidos atrapó a los soldados iraquíes en retirada en 1991 después de que la guerra había terminado oficialmente y masacró a miles de ellos en una carretera llamada a partir de entonces “la carretera de la muerte”.

Pero posteriormente, como secretario de Estado, usó la mentira como arma y mintió al mundo y dijo que Estados Unidos tenía pruebas de que Irak poseía “armas de destrucción masiva”, a sabiendas de que Washington en realidad no tenía pruebas, como él mismo admitió pasados los años. La conocida imagen en la que Powell sostiene un frasco de “detergente en polvo” ha vuelto a aparecer como un doloroso ejemplo para todo el mundo de cómo las mentiras del imperio en declive dejan destrucción y muerte en el resto del planeta.

En 2003, durante una intervención ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Powell presentó la versión estadounidense de la “evidencia” de que Irak poseía armas de destrucción masiva, que luego resultaron ser inexistentes. Después de la Guerra Fría, Estados Unidos rebosaba confianza en su poder militar y su clase dominante creía que el país podía hacer lo que quisiera. Incluso sin el discurso de Powell en la ONU, Estados Unidos habría utilizado cualquier otra mentira para invadir Irak, ya que el entonces presidente estadounidense, George W. Bush, había decidido invadir Irak de todas maneras.

El discurso de Powell en la ONU estaba sólo al servicio de la estrategia agresiva de Bush. Aunque Powell expresó años después su pesar -describiéndolo como una “mancha” en su historial que “era doloroso entonces” y “doloroso ahora”- no ha podido borrar su siniestro papel de mentiroso ante el mundo, cuando en la actualidad se ha valorado su legado militar. De hecho, Powell era consciente de ello y escribió en su autobiografía “My American Journey” que “El acontecimiento me hará ganar un párrafo destacado en mi obituario”. Powell tenía razón al pensarlo.

Pero la clave está en el sistemático uso de las mentiras por parte del hegemonismo estadounidense para lanzar sus guerras agresivas y mantener su dominio mundial cuando camina por la senda del imparable declive. Aunque con mentiras como la fabricada para invadir Irak Estados Unidos pierde cada vez más su imagen y credibilidad internacional como país. Y así continúa en la actualidad.

La superpotencia estadounidense sigue siendo arrogante, dominante y beligerante, y, por tanto, sigue promoviendo mentiras semejantes al “detergente en polvo” de Powell. Porque el uso de la ‘propaganda negra’ es un viejo truco de Estados Unidos para mantener su hegemonía mundial. Para conseguir el apoyo de sus aliados, para dominar a sus vasallos, y para atacar a las potencias emergentes, la clase dominante estadounidense siempre ha intentado -e intenta- confundir a sus aliados y vasallos -difundiendo noticias falsas- y contener a los países emergentes -fabricando mentiras-, por lo que el ‘detergente en polvo’ fue sencillamente una de esas falsedades, y muchas de ellas -pasadas y presentes- aún no han sido desenmascaradas. En la actualidad desarrolla una gran actividad de tal índole para justificar su creciente agresividad militar en el mundo, lo que pone en peligro la paz y la seguridad del resto de los países y pueblos del planeta. Debemos ser conscientes.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

3 Comentarios

  1. Dentro de que todos los imperios han usado en su momento álgido la mentira para justificar sus acciones, las andanzas de EE.UU. a lo largo de su historia, desde el famoso motín del té, los infundios contra indios y mexicanos para robarles las tierras hasta las mentiras sobre Siria o Libia para bombardearlas y financiar grupos terroristas han sido el summun en la historia de la humanidad.
    Pero cuidado, que todavía se pueden superar.

  2. Mentiras que matan, con balas y con miseria. No voy a defender lo indefendible, pero veo con cierto temor el comportamiento de La China en el mundo. Parece que va a seguir el mismo camino, teniendo en cuenta su actuación en el Congo. Sin embargo, hablando de mentiras que matan: donde dejamos las propias que nos mataron y, nos siguen matando…

  3. … Un lanzador de huesos de aceituna nos insulta cada día que sale en el Congreso. Sus estupideces y sus miserables palabra en dicho lugar sería merecedores de desprecio, si no fuera de extrema derecha. Compitiendo con gente preparada y decente. El pp es una cuna de miseria, parece ser que la corrupción, la indecencia y la mentira son virtudes necesarias para tener cargo en la extrema derecha. Mi recuerdo para la Sra. Cuca Gamarra, lleva muy buen camino para estar en ese estercolero político que es su partido.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Qué contraste!: Dominicana y Honduras

En agosto del 2020 en República Dominicana se produjo un cambio electoral: el Partido Revolucionario Moderno (PRM)  y su candidato Luis Abinader remplazaron al...

El día que los padres políticos del PP torpedearon la Constitución

“La Constitución es la solución, no el problema. El mejor homenaje hacia el pasado es que tomemos las riendas del presente y nos hagamos...

Ayuso ensalza la figura de un presunto corrupto para defender la vigencia de la Constitución

Isabel Díaz Ayuso no podía pasar desapercibida en un día como el de hoy en el que se conmemoran los 43 años del referéndum...

¡Qué decadencia tan poco estética la de Europa!

Europa está en decadencia. Se quiera o no, vive de un pasado glorioso como cuna de la civilización occidental, pero ya no da para...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Qué contraste!: Dominicana y Honduras

En agosto del 2020 en República Dominicana se produjo un cambio electoral: el Partido Revolucionario Moderno (PRM)  y su candidato Luis Abinader remplazaron al...

El día que los padres políticos del PP torpedearon la Constitución

“La Constitución es la solución, no el problema. El mejor homenaje hacia el pasado es que tomemos las riendas del presente y nos hagamos...

Ayuso ensalza la figura de un presunto corrupto para defender la vigencia de la Constitución

Isabel Díaz Ayuso no podía pasar desapercibida en un día como el de hoy en el que se conmemoran los 43 años del referéndum...

¡Qué decadencia tan poco estética la de Europa!

Europa está en decadencia. Se quiera o no, vive de un pasado glorioso como cuna de la civilización occidental, pero ya no da para...