Las calles de Caracas están mostrando que Venezuela es un país dividido y, sobre todo, las imágenes de los millones de ciudadanos que están apoyando a Maduro o a Guaidó están siendo utilizadas como elemento de propaganda de cara al exterior.

Juan Guaidó ha realizado una apuesta para trasladar las manifestaciones a las principales ciudades del país. El autoproclamado presidente ha afirmado en la concentración celebrada en la capital venezolana que ya tiene preparados tres puntos para recepcionar ayuda humanitaria. «Hoy anunciamos una coalición mundial por la ayuda humanitaria y la libertad en Venezuela. Ya tenemos tres puntos de acopio para la ayuda: Cúcuta es el primero. Otro estará en Brasil y otro en una isla del Caribe», ha dicho Guaidó. Además, ha afirmado que hay más de un cuarto de millón de venezolanos en peligro de muerte por la falta de suministros de todo tipo.

Guaidó ha realizado un nuevo juramento al finalizar su discurso: «Hagamos nuevamente un juramento. Levantemos la mano derecha: Nosotros, venezolanos, comprometidos con Venezuela, juramos mantenernos en las calles hasta lograr el cese de la usurpación, el gobierno de transición y las elecciones libres».

Por su parte, Nicolás Maduro se ha dirigido a los cientos de miles de manifestantes que se han congregado en la avenida Bolívar de Caracas. Es la primera aparición en un acto de masas del presidente electo tras el atentado que sufrió el pasado mes de agosto. «¿Hasta cuándo le van a hacer daño al país? Ya basta ya de tanto daño que le han hecho a nuestra Patria», ha dicho Maduro dirigiéndose directamente a la oposición e instándoles a que abandonen el camino del intervencionismo internacional. «Dejen de llamar a la guerra, dejen de llamar a la intervención militar, dejen de apoyar un golpe de Estado que ya fracasó. Fracasó y no se dan cuenta. Aquí está gobernando la Revolución, y vamos a seguir gobernando», palabras que desmienten los rumores de que Maduro estaba pensando en exiliarse a Europa o a un país árabe.

El actual presidente de Venezuela dijo que la solución para la situación actual está en el trabajo y volvió a hacer llamamientos a la paz: «Hemos ganado la paz, la paz se ha impuesto nuevamente, no pudieron llenar de violencia a Venezuela, los derrotamos con la justicia».

Por tanto, comparando las palabras de Maduro y las de Guaidó, no se ve una solución negociada para Venezuela. El lunes algunos países de la UE, entre los que se encuentra España, se unirán a la estrategia de Trump y Bolsonaro. ¿Qué solucionará ese reconocimiento para el pueblo venezolano? Nada, sobre todo por el apoyo que tiene Maduro de Rusia y China. La única salida es la convocatoria de elecciones libres y sólo a través del diálogo, del consenso y de la negociación de igual a igual se podrá lograr que la solución a los problemas de Venezuela la decida su pueblo.

2 Comentarios

  1. Y yo me pregunto quién tiene que dialogar para resolver este problema guaido maduro y la oposición venezolana . Si ellos llegan a un acuerdo satisfactorio no servirá absolutamente de nada sí al mismo tiempo no llegan a un acuerdo también Estados Unidos Rusia y China

  2. El pueblo nada puede decidir. Obedece sumisamente a Usa y al capital internacional (sionista) o se verá asfixiado por la hambruna, la guerra y la muerte. Libia, Irak, Gaza, …
    Aconsejo ver GAZA ganador Goya 2019 a cortometraje.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − catorce =