No es usual que el ex presidente Rodríguez Zapatero reciba un homenaje y ayer, en este sentido, dieron un paso al frente las Juventudes Socialistas de Euskadi, que le han hecho entrega de los premios Oroimen Hegoak que se conceden para reconocer la contribución a la paz en el País Vasco.

Estos galardones se estrenaron el año pasado con la distinción al histórico dirigente socialista Jesús Eguiguren

Estos galardones, que se estrenaron el año pasado con la distinción al histórico dirigente socialista Jesús Eguiguren, han recaído en esta segunda edición en el expresidente Rodríguez Zapatero, en el exministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba, y en el exdiputado socialista Eduardo Madina, así como en la librería donostiarra Lagun que conmemora su 50 aniversario.

Curiosa la forma de reconocer la labor de estas tres figuras del socialismo, que no suelen coincidir en su vida privada ni forman parte de las mismas sensibilidades socialistas, a pesar de que los tres apoyaron en las Primarias del PSOE a Susana Díaz frente a Pedro Sánchez.

Zapatero ha asegurado que superar las décadas de violencia de ETA vividas en Euskadi «llevará décadas» ya que hace falta «perspectiva y tiempo para un análisis más a fondo».»Trabajamos mucho por el fin de la violencia. El gran mérito es de la sociedad civil, de los demócratas, de los valores de la libertad», ha señalado.

Rodríguez Zapatero ha agradecido expresamente la labor desarrollada en el País Vasco por las Juventudes Socialistas de Euskadi y el PSE-EE.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorARCO logra las mejores ventas desde la crisis
Artículo siguienteReparten lazos amarillos en apoyo a Guardiola en Londres
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre