El Diccionario de la Real Academia Española define “hipótesis” como: “Suposición de una cosa posible o imposible para sacar de ella una consecuencia”. Como “consecuencia” de esas “suposiciones” se establecen, por ejemplo, políticas de prevención en el plano de la salud pública. Las vacunaciones programadas e incluso obligatorias, para determinada franja etaria de la población, son la “consecuencia” de la “suposición” de que existen enfermedades que afectan a personas de determinada edad en cierta época del año. En esto debemos incluir la desafortunada gestión del tratamiento de la hepatitis C.

Hay países en donde se exige que los edificios se construyan con características antisísmicas, pues se “supone” que deberán soportar los temblores de la tierra sobre la que están construidos. Un ejemplo práctico lo brindan los bomberos. Ellos “suponen” que se van a producir incendios y en consecuencia se preparan para combatirlos. Ahora bien, si el comandante de los bomberos dijera que no existen más los incendios, la consecuencia es que los bomberos tendrán que buscarse otro trabajo.

Pero los incendios se producirán, inexorablemente. En zonas de bosques, como Galicia, esa prevención se está demostrando ineficiente en términos de los recortes a los que se someten a los recursos que deberían prevenir y afrontar los episodios ocasionados por el cambio climático o por la acción de pirómanos. Ello, en razón de atender a razones de coste beneficio de los grupos vinculados, antes que al resultado de la aplicación de los servicios pertinentes.

En cuanto a “conflicto”, creo que no es necesario recurrir a diccionario alguno para entender que se trata de un componente ineludible y permanente de la vida. Los conflictos están en nuestra mente, en las relaciones interpersonales y en nuestra biología, acechada por enfermedades y accidentes.  Las administraciones deberían ser supervisadas en términos de la oportunidad de sus decisiones presupuestarias, porque de las mismas se derivan víctimas. Una gestión política tendría que gestionar de manera satisfactoria las consecuencias que se generan por los conflictos y sus fases de crisis.

El accidente del Alvia, por ejemplo, se produjo por la carencia de los sistemas que prevendrían la “hipótesis” de un fallo humano en la conducción. Al parecer, aún hoy, ese tramo carece de esa tecnología. En lugar de garantizar al máximo la seguridad de los pasajeros, el sistema ha procurado garantizar la segura eximición de la responsabilidad de sus gestores, desde José Blanco hasta Ana Pastor, hacia abajo.

El “conflicto” es inevitable, pero sus consecuencias pueden minimizarse. Circunstancia esta que nos lleva hasta el caso Castor, con sus costosísimas consecuencias ecológicas, sociales y económicas, porque que simplemente su gestión se diseñó para la alegría de los contratistas, al ser recompensados incumpliendo procedimientos, con la impunidad de los responsables públicos.

Por tanto, cuando se hable de “hipótesis de conflicto” por la prensa amiga y participante de la “máquina del fango”, debe saberse que se referirán a la represión de la legítima defensa de los ciudadanos frente a los abusos del poder. Esa es la expresión más antidemocrática de este modelo. Han construido como vías para la gestión de los conflictos, que el propio modelo tardo franquista produce, una legalidad injusta, desproporcionada e ilegítima en su esencia constitucional. Por eso Vox conoce de sus posibilidades, esa legislación lo ampara.

Recuerda, Simón Bolívar, libertador junto con José de San Martín, de las colonias americanas bajo el control de los Borbones, decía: “Nuestras discordias tienen su origen en las dos más copiosas fuentes de calamidad pública: la ignorancia y la debilidad.”

Esta es la raíz de la impericia con la que se está gestionando el denominado “Conflicto Catalán”. Piensa cuando votes a qué tipo de gestores prefieres. Ejerce como cludadano.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. si nos dicen de vacunar y desarrollan vacunas en vez de preparar medicinas paliativas y etiologicas
    para la enfermedad como se hace generalmente, es por dinero
    La farmafia esta perdiendo mucho desd que ls gobiernos estan en campaña contra las enfermedades producidas por una dieta excesivamente proteivca-grasienta +azucar

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre