miércoles, 17agosto, 2022
24.9 C
Seville

Las grandes petroleras ejecutan un terrible racismo ambiental

En 2017, la organización de defensa de derechos civiles de la población negra en Estados Unidos, la NAACP, publicó un estudio que encontró que los afroamericanos enfrentan niveles más altos de contaminación proveniente del petróleo que los estadounidenses blancos; hallazgos incluso confirmados más tarde por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de la administración Trump

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

La organización de control gubernamental Accountable.us ha publicado un informe, al que Diario16 ha tenido acceso, en el que se detalla cómo las comunidades de color, tanto a nivel nacional como internacional, se han visto obligadas de manera desproporcionada a pagar el precio de los daños ambientales de la industria del petróleo. 

Según señalan desde la organización, la publicación de este profético análisis, titulado Discriminación sucia: la historia del racismo ambiental de las grandes petroleras, «sigue a los esfuerzos recientes de los senadores Alex Padilla y Richard Durbin para financiar la recién establecida Oficina de Justicia Ambiental del Departamento de Justicia». 

El análisis comienza con un ejemplo escalofriante de la insensibilidad de la industria petrolera: «En 2017, la NAACP publicó un estudio que encontró que los afroamericanos enfrentan niveles más altos de contaminación proveniente del petróleo que los estadounidenses blancos; hallazgos incluso confirmados más tarde por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de la administración Trump. Aunque inicialmente se negó a comentar, el principal grupo de presión de intereses especiales de las grandes petroleras, el Instituto Americano del Petróleo (API), finalmente calificó el estudio de la NAACP como un ‘ataque’ a la industria petrolera y, en cambio, culpó a lo que consideraba que era el verdadero problema que enfrentan los afroamericanos: ‘genética’».

El informe expone la práctica de décadas de la industria petrolera de utilizar comunidades de negros, morenos e indígenas como sitios para la producción de petróleo y gas, exponiéndolos a una contaminación mortal relacionada con mayores tasas de cáncer, enfermedades cardíacas y muerte prematura

Las emisiones, las fugas y los derrames de petróleo pueden amenazar la calidad del aire, el suministro de agua, los alimentos, las perspectivas laborales y el ecosistema de las comunidades. Además, el informe revela que Chevron, Phillips 66 y ConocoPhillips operan refinerías en dos ciudades con una población mayoritariamente negra que han coincidido con tasas desproporcionadas de cáncer, asma y mortalidad.

En este sentido, Jordan Schreiber, director de Energía y Medio Ambiente de Accountable.us ha denunciado que «a pesar de las dudosas afirmaciones de las grandes petroleras de apoyo a la diversidad y el antirracismo, la industria continúa contaminando sistemática y desproporcionadamente a las comunidades negras. Durante décadas, las compañías de petróleo han obligado a las personas ‘no blancas’ a vivir con una contaminación potencialmente mortal, poniendo en riesgo su salud para maximizar los márgenes de beneficios». 

A nivel internacional, los grandes gigantes petroleros como Chevron, Shell y TC Energy han devastado tierras indígenas, destruido ecosistemas y empeorado las condiciones de salud pública, y a menudo han empleado medios violentos para aplastar la oposición popular a la construcción de infraestructura de combustibles fósiles.    

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído