Este verano muchas familias se han marchado a sus destinos vacacionales o a sus segundas residencias con el temor a qué ocurrirá si los rebrotes que se están produciendo en la actualidad provocan que el Gobierno decrete nuevamente un confinamiento total como ocurriera en el mes de marzo.

Sin embargo, las familias pueden estar tranquilas a este respecto puesto que en el anterior confinamiento, a pesar de que estaba limitada la movilidad, el Gobierno estableció ocho supuestos por los que los ciudadanos podían moverse y uno de ellos era el retorno al lugar habitual de residencia. Por tanto, si se diera el hecho de que los rebrotes se dispararan y la transmisión del virus se volviese a descontrolar a los niveles de marzo o abril y el Gobierno se viera obligado a decretar un nuevo confinamiento, las familias que se encuentren de vacaciones podrán volver sin problemas a su lugar de residencia habitual.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre