Plataforma de Estudiantes de Tenerife

Ayer era el tercer día de encierro de los estudiantes de la Universidad de La Laguna.

La semana pasada se realizaron las jornadas tituladas «Turismo y Seguridad». Estas jornadas propiciaron la presencia policial y militar en el recinto universitario -llegando a hacer un simulacro-, hecho por el que se produjeron protestas entre los alumnos y finalmente dos de ellos terminaron siendo detenidos. Las cargas policiales han sido denunciadas en sede parlamentaria.

Como respuesta, cientos de personas acudieron a las puertas de los juzgados de La Laguna para exigir la inmediata puesta en libertad de los alumnos detenidos.

Unas protestas que han continuado como queja respecto de la gestión que se está haciendo desde el rectorado de la Universidad ante la pandemia de COVID-19. Se exige la dimisión de la rectora al estar al frente del equipo de gobierno.

El motivo de las protestas que se produjeron ayer concretamente responde a la devolución de las segundas y terceras matrículas: medida aprobada por el Gobierno de Canarias y que la Universidad de La Laguna se niega a poner en marcha.

Pero los motivos de las protestas se han venido sumando: la falta de respuesta ante la aplicación del protocolo contra agresiones sexuales, es otro de los factores que ha hecho organizarse tanto a profesores como alumnado.

La falta de implementación de recursos para poder acometer las clases en formato online, es otro de los argumentos que explican quienes están en estos momentos manifestándose: la falta de recursos imposibilita el acceso a las clases en igualdad de condiciones por parte de los alumnos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre