Suena el despertador, pones la cafetera y el coronavirus ya está allí. Ya sea en la televisión, la radio o en la prensa consultada en el móvil, allí te espera el matutino Covid-19, la enfermedad que provoca este nuevo virus el cual, según las últimas cifras de la Comisión Nacional de Salud de China, superan ya las 2.000 muertes.

El número de muertes y contagiados (74.280) por el nuevo coronavirus es alarmante y, como es lógico, debe ponerse la voz de alarma en medios para que la población tenga constancia de lo que está ocurriendo pero, ¿por qué este foco mediático sobre China y su padecer? ¿Se conoce de igual forma, la tragedia que está sucediendo actualmente en la República Democrática del Congo, por la que hay ya más de 6.000 fallecidos a causa de un virus?.

Desde comienzos de 2019, se han detectado unos 310.000 sospechosos de sarampión en el país africano y desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) han hecho un llamado para redoblar esfuerzos en la prevención de una enfermedad que aseguran “es fácilmente prevenible con una vacuna”, pues desde mediados de 2018, el brote está asolando la República Democrático del Congo.

6.000 personas han muerto por la epidemia de sarampión a pesar de su fácil prevención, que requiere de apoyo humanitario urgente. La OMS también ha marcado como principales desafíos la malnutrición, las dificultades de acceso a ciertas zonas y las carencias de los servicios, así como la falta de cobertura de vacunación entre los sectores más vulnerables.

Por su parte, Médicos Sin Fronteras afirma que se ha convertido en el mayor brote de sarampión que ha visto el país en la última década, además de ser el mayor que existe actualmente en activo a escala mundial. Desde la ONG apuntan a que tres de cada cuatro fallecidos son niños, un dato realmente funesto en una zona donde la tasa de mortalidad del último año es dos veces más alta que en comparación con los brotes del año anterior.

Sin embargo, el año pasado se lograron inmunizar a más de 18 millones de niños menores de  cinco años, gracias a una campaña lanzada por el Ministerio de Sanidad Congoleño, la OMS, la empresa Gavi y la Alianza para Vacunas, según informa Europa Press. En este sentido, el director de la OMS para África, Matshidiso Moeti, ha asegurado en declaraciones a la agencia que “estamos haciendo todo lo que podemos para tener bajo control la epidemia y ha instado a los donantes “a aumentar urgentemente el nivel de asistencia”.

La organización informa que hasta ahora se han recaudado 27,6 millones de dólares, pero son necesarios 40 millones más en los próximos seis meses para remitir esta trágica situación que, sin restarle importancia a lo ocurrido en China con el coronavirus, también precisa de la cobertura mediática y la solidaridad del resto de la población privilegiada.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre