Solo el 0,5% de los gastos de las empresas en costes salariales van destinados a pagar indemnizaciones por despidos improcedentes; es decir, 1 de cada 200 euros. Tampoco el precio del despido está entre las preocupaciones del 95% de los empresarios a la hora de contratar, según refleja la Encuesta de Coste Laboral elaborada por el INE. “Abaratar el despido como incentivo para la contratación indefinida es uno de los mitos que no se sostiene por los números y que, sin embargo, permitió dos reformas laborales que seguimos padeciendo y cuyos efectos no está entre las preocupaciones de la campaña electoral circense a la que estamos asistiendo no este mes, sino en los dos últimos años”, denuncia Joaquín Pérez, secretario general del sindicato USO.

El abaratamiento del despido en España queda patente en el informe Mitos y juegos con los salarios y el empleo, que el Gabinete de Estudios USO ha elaborado utilizando estadísticas y registros de empleo oficiales. “Con la convocatoria electoral del 28 de abril se ha querido opacar por completo el día de reivindicación contra los atropellos laborales por excelencia, como es el 1 de mayo. Por eso, desde USO este año hemos querido utilizar como lema Se acabó el juego, porque las políticas de empleo durante estos diez años de crisis, incluso durante la recuperación económica, han sido juguetes en miniatura, cartas marcadas por el mismo ganador y reglas viciadas”, continúa Pérez.

El secretario general de USO pone otro ejemplo de mito laboral: “Hemos vuelto a escuchar, ante el aumento del salario mínimo interprofesional a 900 euros, que subir los sueldos conllevaría despidos y más paro; pues bien, que quien afirma eso nos explique entonces por qué donde los salarios son más altos hay menor tasa de desempleo. Que le digan a un extremeño, que cobra 750 euros al mes menos que un madrileño o un vasco, que no le pueden subir el sueldo. Que mire las estadísticas de desempleo y se encontrará con el País Vasco al 9,6% de paro y Extremadura con un 23,1%”.

El empleo en nuestro país sigue sin recuperar cifras anteriores a la crisis. Únicamente el sector de servicios ha cotizado un puñado de horas más en 2018 que las efectuadas en 2008. En total, siguen sin realizarse más de 616 millones de horas efectivas de trabajo con respecto a 2008, la gran mayoría de ellas perdidas en la construcción y, el resto, principalmente en industria, que equivalen a un millón de puestos de trabajo a tiempo completo. “Es una paradoja, pues hoy hay 1,5 millones de personas ocupadas más que empleos a tiempo completo. Esto se debe al troceado de las tareas y a la proliferación de jornadas parciales involuntarias y feminizadas. Así no se crea un puesto de trabajo: se disecciona entre varios ocupados para crear otros tantos trabajadores pobres”, continúa Joaquín Pérez.

Este año, la aportación de los salarios al PIB se ha incrementado en un 0,2%, recortando a las rentas, que superan el peso de la fuerza de trabajo. Sin embargo, ello no se ha producido por la revalorización de los salarios, que ha sido de un 0,9% frente a la subida anual del IPC del 1,2%, sino por el aumento del número de asalariados.

“De hecho, en estos diez años los trabajadores han acumulado una pérdida de poder adquisitivo con respecto al PIB del 5,5%. La subida salarial media ha sido menor que el IPC en siete de estos diez años, gracias a la complicidad del diálogo social y a la firma de acuerdos para el empleo y la negociación colectiva que son papel mojado y una excusa perfecta de la patronal cuando los dos sindicatos mayoritarios acuerdan vetar subidas por encima del 1%”, concluye el secretario general de USO.

Bajo el lema Se acabó el juego USO ha elegido este año la ciudad de Santander para concentrar su acto confederal, con una gran manifestación que partirá de la plaza de Farolas a las 11.30 y a la que acudirán afiliados, delegados y simpatizantes de ocho uniones territoriales. El resto, por distancia, tendrán su propio acto reivindicativo en ciudades como Barcelona, Sevilla, Palma de Mallorca o Murcia.

La Confederación de USO quiere así apoyar el crecimiento sostenido de USO-Cantabria, que ya supera el 11% de representatividad en su comunidad autónoma.

 

1 Comentario

  1. . Despedir a un trabajador es hoy un 64% más barato que hace seis años . El avance del empleo temporal, la congelación de los salarios y el recorte de las condiciones económicas de los ceses provocan una caída en picado de los resarcimientos a los trabajadores
    https://www.publico.es/economia/nevera-despedir-trabajador-hoy-64-barato-seis-anos.html + http://laboro-spain.blogspot.com/2016/06/rebaja-indemnizacion-despido.html
    http://laboro-spain.blogspot.com/2019/02/obligacion-contrato-fijo.html

    la mochila autrtiaca cn la precarizacion dl empleo español no da para nada
    el tajo muy precario en general ,por abusos d la patronal incluso, y por tanto debiendose cobrar tantas X veces el despido, ¿ cn el modelo austriaco como qeda a cada vez ? en caldo d borrajas !
    Ls empresarios que dicen qe este modelo soluciona el qe ls empleados qieran irse provocando el despido,
    mienten o deben d tener una mandanga d condiciones, pqe la gente cn poco tajo+precarizado se agarra a lo que sea https://nuevarevolucion.es/la-mochila-austriaca-la-esclavitud-del-s-xxi/#comment-3459

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho + 4 =