Ni un aplauso ha salido esta mañana de la bancada del PSOE tras la intervención del vicepresidente Pablo Iglesias. Otra forma de escenificar las diferentes entre los socios del Ejecutivo tras serias tiranteces que se han hecho públicas por ambas partes en temas como la Ley Trans, la ley de igualdad de trato, el Ingreso Mínimo Vital, la derogación de los delitos de opinión o la ley antifraude. 

En su intervención, Iglesias ha espetado al líder del PP, Pablo Casado, un día después de conocerse que los populares dejarán la sede de Génova tras las pruebas de corrupción por el pago de las obras en el edificio con dinero negro que «Llegó a un partido rodeado de corrupción y va a acabar como pagafantas de la ultraderecha».

Con respecto a las acusaciones del PP a Pablo Iglesias por tratar de sesgar la libertad de expresión, el líder de Unidas Podemos le ha respondido que «ojalá hubiera plena normalidad, pero si no la hay es precisamente por lo que su partido ha hecho a la democracia española».

El número dos del maltrecho PP, García Egea, ha utilizado su segunda intervención para asegurar que el vicepresidente controlaba TVE y que, después de la destitución del autor del rótulo en el ente público contra la princesa de Asturias y sus estudios en el extranjero, a los dirigentes de Unidas Podemos también le deberían colocar rótulos.

Diferencias por Igualdad

Las diferencias entre Carmen Calvo, que no asume haber perdido las competencias de Igualdad, y la ministra Irene Montero han enrarecido aún más las cosas. De hecho, la vicepresidenta primera ha propiciado, además, otro desencuentro entre los grupos, también la semana pasada, a propósito de la reforma del Código Penal para derogar los delitos de opinión.

La reacción de Unidas Podemos no se hizo esperar, y anunció su intención de llevar al Congreso la norma para eliminar el delito de injurias a la Corona, el delito contra los sentimientos religiosos, el delito de injurias a las instituciones del Estado y el delito de enaltecimiento del terrorismo.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorInmatriculaciones de la Iglesia: un privilegio feudal que Aznar concedió a la curia
Artículo siguienteEl discurso del presidente Garrido
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre