Todo le valió al Gobierno del PP desde sus cloacas del Estado contra Pablo Iglesias, el secretario general de Podemos. Todavía hoy los populares mantienen en cargos a personas que formaron parte de esta trama de corrupción.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, denunció ayer miércoles a su salida de la Audiencia Nacional donde ha comparecido durante una hora para personarse como damnificado en el caso Villarejo, «la existencia de una trama criminal que vincula a policías corruptos, medios de comunicación y grandes empresarios«.

«Es una de las mayores vergüenzas de nuestra democracia», ha señalado en declaraciones a los medios, tras reiterar el «compromiso» de Podemos «con la ley, las instituciones y limpiar nuestra democracia de basura».

Perjudicado

El juez del caso, Manuel García Castellón, le había citado a las 10.00 horas para poder personarse como perjudicado y ejercer acusación en la causa que investiga las actividades ilícitas del comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo.

La convocatoria se ha producido a raíz de que los investigadores encontrasen entre el material incautado a Villarejo una información que se habría sustraído mediante el robo de un teléfono móvil a un asesor de Pablo Iglesias en el año 2016, datos que acabaron publicados en un medio de comunicación en julio de aquel año.

Nueva pieza del caso Tándem

Según las fuentes jurídicas consultadas por RTVE, las pesquisas en torno al posible espionaje de Pablo Iglesias se estarían llevando en una nueva pieza secreta del caso Tándem, del que hasta ahora había trascendido la existencia de nueve líneas de investigación, dos de las cuales permanecen bajo secreto de sumario.

Respecto a la pieza por la que ha sido citado, Iglesias ha indicado que «como se trata de un procedimiento bajo secreto de sumario, entiendan que hoy no puedo decir nada más».

Podría tratarse así de la décima pieza de la causa, que sigue creciendo al hilo del alcance de los ‘negocios’ de Villarejo en distintos ámbitos y que de acuerdo a las fuentes consultadas, tendría que ver con las ramificaciones mediáticas del clan parapolicial mafioso que el comisario habría estado liderando.

Hasta la fecha, se ha levantado el secreto sobre parte de la pieza principal, que investiga la supuesta organización criminal; ‘Iron’, en relación al espionaje a un despacho de abogados; ‘Land’, sobre espionaje entre los herederos de Procisa; ‘Pintor’, que versa sobre el intento de extorsión a un ex juez y un empresario; y ‘King’, vinculado a seguimientos a la familia del dictador guineano Theodoro Obiang.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre