domingo, 1agosto, 2021
27.1 C
Seville

Las blogueras Babyboomer

Tres mujeres de éxito en su trabajo, a las que prejubilan en sus empresas de toda una vida pero que siguen en el mercado laboral, lanzan “El Mundo Entre Nosotras”

Eva Maldonado
Redactora en Diario16, Asesora de la Presidencia de la Conferencia Eurocentroamericana.
- Publicidad -

análisis

Homenaje a Antoni Benaiges, asesinado en 1936 por llevar a Burgos el modelo francés de “escuela avanzada”

Antoni Benaiges fue un maestro inquieto, comprometido y valiente, que llevó a un pueblecito de Burgos, Bañuelos de Bureba, las más avanzadas técnicas de...

Buen viaje Deliveroo, y que ustedes lo estafen bien

Deliveroo, la plataforma de reparto de comida a domicilio, planea irse de España. Pues que cierren la puerta al salir y buen viaje, como...

El Repaso del 30 de julio: información importante sobre contagios en personas vacunadas, vacunación a embarazadas y protección

Como cada día en El Repaso ponemos el foco en aquella información que consideramos ha de ser explicada y desarrollada. Hoy, especialmente ponemos el...

El caso Kitchen airea las vergüenzas de la Justicia española

El juez García Castellón ha dejado el caso Kitchen en nada. Es cierto que prosigue la investigación contra el ex ministro de Interior Jorge...
- Publicidad-

Las mujeres, en todas las edades y especialmente las mujeres de 50, tienen mucho que aportar. De su mano y con su visión, las cosas pueden mejorar. Las bloggeras Babyboomer, protagonistas de esta entrevista para diario16.com, nos presentan El Mundo Entre Nosotras.

Es un proyecto que parte de la ilusionante idea de tres mujeres dispuestas a compartir lo que son, lo que piensan, lo que defienden, lo que quieren, lo que no quieren y en lo que creen.

De alguna manera, El Mundo Entre Nosotras refleja la experiencia vital, lo que han aprendido y siguen aprendiendo tres fantásticas mujeres que han sido apartadas de forma prematura del mundo laboral, tres mujeres que como madres, esposas, hijas, amigas, profesionales y ciudadanas, con mucho vivido y con mucho por vivir, están convencidas de que la mujer en todas las edades y también en el “ecuador de la vida” tiene mucho que sumar y a través de su blog así nos lo muestran.

 

- Publicidad-

¿Quiénes sois?

Pilar: Somos tres amigas de perfiles y personalidades muy distintos. Ana es física electrónica, Elena es filóloga y periodista, y yo, abogada. Nos conocimos, empatizamos y nos hicimos amigas mientras trabajábamos en Telefónica, en la misma empresa pero en ámbitos diferentes.

Elena: La verdad es que ser tan diferentes nos ha enriquecido. Y saber escucharnos, entendernos y respetarnos nos ha hecho aprender las unas de las otras y complementarnos muy bien. Y por si fuera poco, nos reímos muchísimo juntas.

Ana: Como sabéis, en los últimos años Telefónica ha lanzado varios programas de desvinculación que afectan a los empleados mayores de 53 años. Aunque las tres disfrutábamos de nuestro trabajo y estábamos encantadas ejerciendo nuestra profesión, sabíamos que teníamos fecha de caducidad. También sabíamos, por compañeras que se habían desvinculado antes, que ser mujer y de más de 45 años iba a ser un ndicap casi insalvable para mantenernos en el mundo laboral. Esto fue el germen del proyecto.

 

¿Cómo nace la idea de crear una revista digital?

Pilar: Surge bastante antes de que saliéramos de la empresa. Siempre hemos pensado que las mujeres tenemos mucho que decir y decidir. Sentíamos la necesidad de compartir lo que hemos vivido, lo que nos afecta, lo que nos gusta, lo que nos disgusta y lo que queremos cambiar. Pero todo lo que implica compaginar vida familiar y laboral, no nos dejaba tiempo para organizar el proyecto y ponernos manos a la obra.

Ana: Como he comentado, por circunstancias ajenas a nosotras nos hemos visto fuera del mercado laboral, a pesar de que tenemos una experiencia valiosísima, mucho que aportar y muchas ganas e ilusión por seguir haciendo cosas. A los 50 seguimos llenas de curiosidad, energía, y con la misma capacidad de aprender, emprender y reinventarnos.

Elena: Un tema recurrente en nuestras conversaciones de esos años era que las mujeres de nuestra edad y experiencia deberían seguir teniendo oportunidades; que de ningún modo deberían ser apartadas. Queríamos encontrar un medio para denunciar esta realidad que afecta a muchísimas mujeres de todos los colores e ideologías, y que consideramos muy negativa, casi catastrófica, para toda la sociedad, no solo para la mujer. Esto nos decidió a lanzar en 2016 la revista digital “El mundo entre nosotras” (www.elmundoentrenosotras.com), con un objetivo de crítica, reivindicación y visibilización de mujeres poco conocidas.

 

¿Qué aportáis? ¿En qué os diferenciáis?

Pilar: La revista incluye un blog, escrito desde nuestra experiencia y con el corazón, en el que reflejamos nuestra visión sobre muchos aspectos de la realidad que afectan a la mujer. Hablamos de temas tecnológicos, explicados de manera asequible para quienes no han tenido un trato cercano con la tecnología. Incluimos perfiles de mujeres singulares y poco conocidas. Contamos nuestra experiencia en restaurantes. Abordamos temas cotidianos…

Ana: Aunque de ámbitos muy diversos, las tres somos mujeres muy concienzudas y profesionales, por lo que trabajamos mucho los contenidos que publicamos.

Elena: También nos interesa reflejar los problemas y logros de las mujeres discapacitadas. Intentamos que la revista suponga un reconocimiento a su esfuerzo y capacidad de superación.

Otro de los objetivos más “ambiciosos” en el que estamos trabajando es conseguir que la revista llegue a ser una vía de ayuda y apoyo profesional para y entre mujeres de más de 45. Como decimos en la presentación “nos gustaría poder convertirnos las unas en hadas madrinas de las otras”.

Pero quizá nuestra principal seña de identidad sea la sinceridad, la transparencia y una mirada crítica e irónica, pero a la vez amable, para contar el mundo tal como lo vemos.

 

¿Qué contenidos tratáis?

Pilar: Tecnología, mujeres singulares, ocio…, pero especialmente nuestra visión sobre lo que nos rodea y lo mucho que aún falta para que la “igualdad real” sea algo natural. Hablamos de hombres, padres, menopausia, trabajo, hijos, amigas, jefes…

Cada día y en cada momento, en todas las cosas que vivimos encontramos inspiración.

Ana: La revista está divida en distintas secciones, pero quizá las que mayor peso específico tienen son las de Tecnología, Mujeres y sobre todo el Blog. En la sección de Tecnología pretendemos acercar este concepto a las mujeres de nuestra edad y mayores. No se puede vivir ajeno a la tremenda revolución tecnológica que estamos viviendo. Damos consejos prácticos de uso, para sacar el máximo partido a las tecnologías existentes, pero también hablamos de las tecnologías emergentes que cambiarán la vida en los próximos años.

Elena: Queremos que los contenidos generen entretenimiento, curiosidad y supongan un punto de reflexión para el lector. Y que constituyan una vía de reivindicación y empoderamiento de la mujer.

 

¿Qué temas os preocupan?

Pilar: ¡Muchas cosas! Como dijo Terencio “Nada de lo humano me es ajeno”.

Aparte de los grandes temas, como la Igualdad, Educación, Solidaridad, Medioambiente, Integración… nos preocupa mucho que las personas, sobre todo mujeres, de más de 45 o 50 años sean consideradas “mayores” (y en la práctica casi “obsoletas”), y queden fuera del mercado laboral.

Nos preocupa cómo atender lo mejor posible a nuestros padres, y por extensión a su generación. Nos preocupa cómo se desvirtúan las cosas y las diferentes varas de medir. Nos preocupa que lo que se “vende” no coincida con la realidad. Nos preocupa la educación de nuestros hijos. Nos preocupa nuestra salud, y mantenernos activas física y mentalmente… Y miles de cosas más.

Ana: Nos preocupa que las mujeres de nuestra generación se queden “fuera de juego”, por la brecha digital. Nos preocupa que el mundo de la tecnología siga copado por hombres y que las mujeres, tan inteligentes y preparadas como los varones, no estén suficientemente representadas en la revolución tecnológica que estamos viviendo.

Nos preocupa, y mucho, que los desarrolladores de la inteligencia artificial que regirá el funcionamiento de una parte importante del mundo sean mayoritariamente hombres.

Elena: Nos preocupa cómo contribuir para que la sociedad sea más justa, solidaria y ecológica, y para que sea completamente igualitaria e inclusiva (como mujeres, consideramos que ya hemos “esperado” demasiados siglos, para escapar definitivamente del lugar secundario y relegado, en que la sociedad nos ha puesto).

Nos preocupan las fake news, la manipulación interesada de la información y de la historia, el fanatismo, la violencia, las dificultades de convivencia, entendimiento y respeto entre sexos, personas y culturas. Nos preocupan las “modas” sociales de lo que es más o menos “guay”, el consumismo voraz…

 

¿A quién va dirigida vuestra revista?

Pilar: Principalmente a las mujeres en su madurez, que de alguna forma hemos vivido situaciones parecidas. La mayor parte, mujeres universitarias, que hemos trabajado fuera de casa, que nos hemos casado o divorciado o bien somos solteras o viudas, que hemos tenido que hacer enormes esfuerzos para conciliar, y que hemos vivido una época de grandes cambios.

Mujeres que, con cierta seguridad en sí mismas, conseguida a fuerza de “experiencias vitales”, hemos tenido que superar obstáculos en la vida laboral, no siempre evidentes, sino más bien subliminares, y que hemos tratado y defendido que somos buenas profesionales y buenas madres y compañeras. Mujeres que no queremos renunciar a nada. Hemos dado el 100% en todo, con el consiguiente esfuerzo y desgaste, pero nos ha merecido la pena, y ahora, en los 50, queremos seguir aportando, creciendo y mejorando.

Ana: Por supuesto también va a dirigida a mujeres y hombres de todas las edades, que quieran ver el mundo a través de nuestros ojos, que quieran entendernos, disfrutarnos, conocernos y, si así lo consideran, criticarnos.

Elena: Aunque principalmente nos dirigimos a mujeres de edad parecida a la nuestra, nos gustaría acercarnos y abrirnos a cualquier persona de cualquier edad, con interés por entender por qué somos críticas con determinados aspectos que limitan y discriminan a la mujer, en general, y en especial a la de 50. Nuestro foco es la mujer, pero no somos una revista “solo para mujeres”.

 

¿Creéis que las mujeres de vuestra edad tienen el poder y representatividad que les corresponde?

Pilar: Rotundamente no. Es verdad que, desde hace tiempo, se están haciendo esfuerzos razonables para cambiar esta nefasta realidad. Pero no lo suficiente. Tenemos miedo de que, al haberse convertido en tan poco tiempo el tema de la Igualdad y el empoderamiento de la mujer en algo muy de moda, se acabe desvirtuando lo que se busca y lo importante.

Ana: Es evidente que no. Se ha avanzado en campos de mucha visibilidad, como el político. Las mujeres representamos más del 50% de los votos, por lo tanto “vende” mucho la presencia femenina en ciertos cargos de responsabilidad en partidos políticos, aunque curiosamente, y salvo excepciones, siempre somos “segundonas”. ¿Por qué será?

En el mundo empresarial, queda muchísimo por hacer. Apenas hay mujeres de nuestra edad en puestos de máxima responsabilidad, aunque, al igual que en el terreno político, desde el mundo de la Responsabilidad Social Corporativa “vende” la imagen de mujeres en cargos de responsabilidad y eso favorecerá la presencia de las mismas en foros de toma de decisiones.

Elena: Afortunadamente en las últimas décadas hemos avanzado mucho. Nada que ver con las posibilidades, oportunidades y derechos que tenían nuestras madres y que desgraciadamente todavía tiene la mujer en determinados países. Ya no estamos supeditadas al marido para abrir una cuenta en el banco y podemos denunciar el acoso sexual.   Pero seguimos sufriendo cierto grado de machismo y seguimos infrarrepresentadas, sobre todo cuando el “poder real” -sea político, económico, social o de opinión- anda cerca. Para casi todo, la sociedad todavía ve el mundo en masculino.

 

Tras Triunfar en vuestras respectivas profesiones, os lanzáis con este blog. ¿Qué pretendéis?

Pilar: La palabra triunfo quizá puede parecer excesiva. Yo diría que hemos realizado nuestro trabajo lo mejor posible, poniendo el mayor esfuerzo y entusiasmo.

Pretendemos poner en valor a la mujer en una edad casi olvidada o, al menos, minusvalorada. Pretendemos dar a conocer nuestro punto de vista sobre todo lo que hemos vivido y nos rodea, con amor, humor y con cierto punto reivindicativo, y pretendemos ser un punto de apoyo y colaboración entre mujeres de nuestra edad en temas que nos afectan. Estamos muy interesadas en encontrar una vía de ayuda a mujeres de más de 45, que con formación y experiencia suficientes, se han quedado fuera del ámbito laboral por diferentes circunstancias. Y quieren o necesitan reincorporarse. http://elmundoentrenosotras.com/mujeres-olvidadas-mas-45-anos-sobradamente-preparadas/

Nos parece descorazonador, un desperdicio de talento y una enorme pérdida de dinero y competitividad, considerar mayores a mujeres a partir casi de los 45 años, cuando están en plenitud de conocimientos y experiencia; y sobre todo cuando la esperanza de vida está en torno a los 85 años.   http://elmundoentrenosotras.com/feminizacion-del-paro-hecho-merecer/

Ana: Aunque es una sección pendiente de desarrollo, nuestro objetivo y mayor ilusión, es abordar lo que hemos llamado “Nuestra cadena de apoyo”. Nos gustaría que se convirtiese en una comunidad de ayuda entre todas nosotras, para la búsqueda de recomendaciones, consejos, asesoramiento y ¿por qué no? empleo.

Elena: Socialmente pretendemos empoderar a la mujer de más de 50 en todos los ámbitos. Queremos mover a la reflexión, de modo que –aunque poco- contribuyamos al avance social; a dar visibilidad a realidades injustas y reconocimiento a mujeres que han mejorado el mundo que se encontraron mientras lo habitaron; a criticar con humor cosas censurables o mejorables; apoyar el camino hasta la consecución real de la Igualdad entre hombres y mujeres; y poner nuestro granito de arena para que la mujer que mejor conocemos, la que está entrando en los 50, tenga las oportunidades que merece.

Y personalmente, queremos seguir aprendiendo, disfrutando y reinventándonos.

¿Que pueden aportar las baby Boom a la sociedad?

Pilar: Nosotras pertenecemos a la fase final de la generación baby boom. Estamos entre las baby boom y los tan famosos millenials, la llaman la generación X

Podemos aportar todo y de todo. Muchas de nosotras fuimos a la universidad y nos incorporamos al mundo laboral, con aspiraciones de llegar lejos, pero sin renunciar a tener pareja e hijos. Aunque hemos vivido una época en la que los hombres ya habían cambiado bastante, hemos tenido que trabajar duro para poder conciliar y demostrar que éramos capaces de hacer todo y bien. Pertenecemos a una generación en la que el esfuerzo y el tesón han sido fundamentales. Y eso nos da capacidad para distinguir y hacer muchas cosas.

Formamos parte de dos siglos. Hemos vivido cambios muy importantes en España y en el mundo. Hicimos la EGB y estamos a caballo entre el mundo analógico y el digital. La necesidad de superar esa dicotomía nos ha ayudado a saber adaptarnos bien y rápido a los cambios. Estamos curtidas en la batalla y con la mente abierta a todo lo nuevo que está por llegar. Creemos que nuestra opinión y nuestras ideas deben ser escuchadas.

Ana: Creo que nuestra generación ha demostrado sobradamente que hemos sabido adaptarnos a los cambios. Hemos demostrado una gran capacidad de trabajo y organización, ya que, aunque la mayoría hemos trabajado fuera de casa, las tareas domésticas y el cuidado y educación de los hijos también han seguido siendo responsabilidad nuestra. Capacidad de trabajo, organización, gestión de equipos, adaptación al cambio, disciplina, creatividad… son habilidades esenciales en cualquier Organización.

Elena: Todo lo que hemos aprendido, todo lo que sabemos hacer, todos los cambios necesarios que sabemos identificar. Una capacidad crítica, fruto de nuestras experiencias laborales y vitales; impaciencia para que aquello que debe evolucionar ocurra cuanto antes, y cierta paciencia en aquello que debe madurar despacio, porque tenemos más sentido del tiempo. Y una mirada amable, tolerante y comprensiva hacia casi todo, excepto hacia la desigualdad, la violencia, la intolerancia, el machismo, el fanatismo, el arribismo…

Como están respondiendo las mujeres a vuestro blog?

Pilar: En general, muy bien. Estamos muy agradecidas a todas las mujeres y hombres que nos leen, muchas de nuestras lectoras son amigas y conocidas, y amigas y conocidas de nuestras amigas y conocidas… También por supuesto a las que se han ido incorporando por el boca a boca y las redes sociales. A unas les interesa más unas secciones de la revista que otras. Nos encanta tener gente variada y multidisciplinar.

Hemos de decir que también nos leen muchos hombres. Y eso nos motiva mucho.

El reto es conseguir que nuestra revista “enganche” a más lectoras y lectores. No solo basta crear contenidos interesantes y de calidad, sino que las redes sociales y otros canales de comunicación son una baza fundamental. En ese empeño, intentamos aprender cada día, buscando la forma de ampliar nuestros horizontes.

Ana: La mayoría de las críticas que hemos recibido son positivas. La gente nos anima a seguir escribiendo y nos lee con cierta regularidad. Sin embargo, nos gustaría recibir más críticas y comentarios en la propia revista, de forma que se convirtiera en un espacio de opinión para todas.

Elena: Sin nuestros lectores (de ambos sexos), la revista no tendría sentido. Hemos llegado a muchos, pero nos gustaría llegar a muchos más. Y para eso, como dice Ana, necesitaríamos que interactuaran más. Que nos escribieran, sugirieran, criticaran y opinaran. De cualquier modo, les estamos muy agradecidos. Somos “fans” de nuestros lectores.

¿Os consideráis feministas o las baby Boom  son otra cosa?

Pilar: Nos definimos, tal y como explicamos en uno de nuestras entradas, como feministas, femeninas y féminas. Como todo aquel que defiende y lucha por la Igualdad y los derechos de la mujer somos feministas. Femeninas, porque valoramos nuestra feminidad, y somos conscientes de que la mujer puede hacer las cosas de otra manera, con otro estilo, y porque nos gusta ser mujeres y sentirnos bien. Y Féminas, porque tenemos la capacidad de procrear, amamantar y crear vida, independientemente de que decidamos o no hacerlo. Pero sobre todo creemos en la feminización del mundo, porque estamos seguras de que es posible otra forma de hacer las cosas.

Elena: Cualquier mujer que sea consciente de cuánto hemos tenido que luchar, trabajar y demostrar más que el hombre, que quiera corregir el hecho de que hayamos conseguido nuestros derechos con siglos de retraso y a la zaga de los que se le han otorgado al hombre, que rechace las consecuencias del machismo, que reivindique para la mujer la libertad de elegir su vida, libre de prejuicios y papeles asignados, que se horrorice ante las agresiones sexuales… es feminista. Le guste o no la palabra.

Pero obviamente hay muchas clases de feminismo y muchos tipos de feministas. En esta etiqueta, tan positiva, deben incluirse mujeres de todas las ideologías y valores que luchen por la mujer: desde las sufragistas de principios de siglo XX, hasta las que todavía tienen que luchar por el derecho a conducir o a vestirse como quieran. Desde las que trabajan con ahínco por ocupar el sitio que merecen en el mundo científico, artístico, político y empresarial, hasta las profesoras y madres que trabajan para educar en los valores de completa Igualdad y respeto a las niñas y niños, pasando por todas aquellas que han dicho “basta” al acoso y la agresión sexual. Desde las que luchan por ilegalizar el matrimonio infantil, hasta las que no aceptan que otro reciba la promoción laboral que merece ella, solo por haber nacido hombre.

Nuestra generación, las mujeres de 50, cada una desde su circunstancia y posibilidades, hemos contribuido a estos logros.

¿Cuál es ahora el reto?

Pilar: Uno de los retos es conseguir más lectoras y lectores que nos den más opiniones y que disfruten leyéndonos. E iniciar algunos proyectos y actividades que próximamente vamos a poner en marcha. Si os suscribir a la newsletter que enviamos cada 15 días ¡tendréis noticias!

Ana: El reto es conseguir mayor influencia y notoriedad. Nos gustaría poder cambiar un poco las cosas.

Elena: Querríamos hacer este proyecto cada día mejor. Un proceso de calidad y actualización continua. También queremos intercambiar experiencias y conclusiones con proyectos de otras mujeres cercanos al nuestro.

¿Cómo es la sociedad con las baby boomer?

Pilar: La sociedad, no solo con las baby boomers o las mujeres en la madurez, como nos gusta considerarnos, sino en general, es diferente. Nos atreveríamos a decir que mejor.

Nosotras somos de las que pensamos que el verdadero cambio va a venir de la mano de las mujeres. Las mujeres tenemos una forma diferente de hacer las cosas y de afrontar los temas. Y ese matiz femenino es ahora más necesario que nunca y totalmente complementario del de los hombres.

No se trata de culpar ni quitar a las hombres, ni de cambiarlo todo. Se trata de que dejen “hacer” a las mujeres. No vale de nada si al final se ponen mujeres que hacen las cosas igual que hasta ahora. Hay que conservar todo lo bueno que han construido la sociedad y el mundo, organizado mayoritariamente por hombres, y sustituir y cambiar lo negativo, lo que no sirve y discrimina, pero dejando siempre que las mujeres actúen con libertad siguiendo su criterio.

Afortunadamente estamos rodeadas de hombres inteligentes que confiamos sabrán dar a las mujeres el espacio que les corresponde, sin querer cambiarlas. Creo que ya lo dijo la madre Teresa de Calcuta “Queredlas como las cogéis y no hacedlas como queréis”.

Elena: Es un mundo que, en general, ha avanzado mucho, aunque también le quede mucho por mejorar. Es un mundo más igualitario y libre, con un mayor grado de respeto a los derechos humanos y también a los derechos de la mujer, y con un mayor nivel de bienestar social. Hablo por supuesto de las sociedades occidentales, porque desgraciadamente esto no ocurre en todos los países ni para todas las mujeres. Pero también es un mundo, donde en la mayoría de ámbitos el machismo y sus consecuencias todavía imperan.

Nuestro sueño y nuestro reto es que el machismo y el papel relegado de la mujer pasen definitivamente a la historia. Confiamos en que la educación, los nuevos modelos de personas, el intercambio cultural… ayude.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Otro coliving es posible

La pasada semana, Ernesto del Valle, uno de mis socios en Xaudable tuiteaba "Todo lo que nos pasa en esta vida y merece la...

Juego sucio de Hamilton: sangre mañana

Se ha utilizado la ley para vulnerar su espíritu. Ha sido feo y sucio, y más feo y sucio todavía porque, repetimos, se ha...

Yolanda Díaz pretende lanzar una gran plataforma de izquierdas para plantar cara a la extrema derecha en las próximas elecciones

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ha defendido esta misma semana "levantar un proyecto de país para la próxima década" desde "muchos espacios...

Doña Emilia, un valor seguro bajo la sombrilla

Cuando Agatha Christie aún ni siquiera se planteaba ser una novelista de obras policiacas, en España la rompedora Emilia Pardo Bazán ya había roto...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Otro coliving es posible

La pasada semana, Ernesto del Valle, uno de mis socios en Xaudable tuiteaba "Todo lo que nos pasa en esta vida y merece la...

Juego sucio de Hamilton: sangre mañana

Se ha utilizado la ley para vulnerar su espíritu. Ha sido feo y sucio, y más feo y sucio todavía porque, repetimos, se ha...

Yolanda Díaz pretende lanzar una gran plataforma de izquierdas para plantar cara a la extrema derecha en las próximas elecciones

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ha defendido esta misma semana "levantar un proyecto de país para la próxima década" desde "muchos espacios...

Doña Emilia, un valor seguro bajo la sombrilla

Cuando Agatha Christie aún ni siquiera se planteaba ser una novelista de obras policiacas, en España la rompedora Emilia Pardo Bazán ya había roto...