En vísperas de la primera reunión del Observatorio de Becas en siete años, el sindicato CCOO insiste en que las reformas del PP desvirtuaron el fin de las ayudas, impidiendo desde entonces que se haga efectivo el derecho de todas y todos a la educación, y recuerda que su importe no ha crecido de acuerdo con el PIB nominal, alejando a nuestro país del resto de la UE.

CCOO espera un cambio en la concesión de becas por parte del Gobierno socialista. En estos últimos años, el PP primaba exclusivamente el expediente académico frente a la falta de recursos. De hecho, muchas de las becas se entregan casi al final del curso, por lo que los universitarios que no dispongan de medios económicos no pueden enfrentarse a los gastos que origina estudiar una carrera universitaria.

Becas

El sindicato denuncia que la precariedad del actual sistema de becas y ayudas al estudio atenta contra la igualdad de oportunidades y genera incertidumbre en el alumnado becario, tal y como ha venido denunciando en distintos foros, entre ellos el Consejo Escolar del Estado. Primero, porque se da a la beca el tratamiento de subvención finalista, es decir, que si no se aprueban más del 50% de los créditos, se debe devolver el importe recibido cuando no se disponen de recursos ni condiciones para hacerlo. En este sentido, CCOO defiende el carácter subjetivo de las ayudas para el alumnado y las familias, lo que implica anteponer los criterios económicos y sociales para su consecución frente a los puramente académicos.

En segundo lugar, el sindicato señala la incertidumbre que genera no saber qué cantidad se va a recibir, puesto que el cálculo de la parte variable de la beca está condicionado por factores que no se pueden conocer de antemano. Esto hace poco claro el proceso de asignación y distribución, pues sin la oportuna publicidad de los datos –entre ellos el importe total a distribuir o el número de perceptores, por ejemplo–, no hay forma posible de comprobar si las asignaciones se han hecho correctamente.

De igual manera, se han producido situaciones en que el alumnado becario recibe el importe de la ayuda el último mes del curso, lo que supone una paradoja, ya que deben autofinanciarse durante todo el año. Existe también una falta de transparencia en el seguimiento de los recursos destinados a becas, ya que se han eliminado indicadores relevantes, como la cuantía media de la beca en función del tipo y la comparación con años anteriores.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorLa Alianza Libre Europea suscribe un manifiesto de apoyo a los presos del ‘procés’
Artículo siguienteMiles de afectados del IRPH se quedaron en el camino
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre