El campeonato mundial, por supuesto, sí; pero aún queda mucho para eso, y lo que realmente esperamos en LAS ALMAS Y LA F1 es que haya más aspirantes al título y no sólo Hamilton, el gran favorito sin duda, o el nervioso mister Sebastian Vettel. Desde aquí soñamos con Ricciardo, aunque es muy difícil, y aceptamos la posibilidad de que Verstappen se despierte.

Pero hay otras muchas batallas: Raikkonen contra Vettel en particular y Ferrari en general. No hay muchas posibilidades, pero vemos a Kimi con ganas de sonreír, y hasta con ganas de partirse el final de espalda poniendo en su sitio a su antiguo y mítico equipo.

Interesantísima me parece la batalla, ojalá que exista, de Daniel Ricciardo con Max Verstappen; el sentido común dice que ganará Max, pero a mí el sentido común casi nunca ha logrado enamorarme.

Otra buena batalla podría ser la de Carlos Sainz contra Renault… ah, si McLaren despertase.

Y por supuesto será interesantísimo descubrir qué pasa entre el duelo de compañeros de equipo -ENEMIGOS ÍNTIMOS- en la Ferrari. Esa es una batalla que ha empezado ya en los pasillos y que de momento va ganando Vettel, pues ha obligado a Leclerc a decir que lo importante es el equipo… pero ¿qué pasaría si Charles queda delante de Seb en Australia? Podría ser divino… capaz de estrellarse ¡¡¡¡para celebrarlo!!!!! el gran Vettel en la salida del segundo gran premio de la temporada, el 31 de mayo, en Bahrain. En la pretemporada Leclerc ha estado muy muy cerca del piloto senior del equipo.

Y también está el duelo Hulkenberg-Ricciardo.

Ricciardo, según puede verse, o así lo parece, está en todos los caldos a pesar de que a priori ni a él ni a su coche si les tiene en demasiada consideración para el campeonato del mundo. Nos permitimos recordar que en las casas de apuestas se pagaría 81 a 1 si el australiano ganase el mundial.

Ah, qué ganas de que pasen estas dos semanas que aún faltan.

Porque hay más duelos y posibles batallas, curiosidades como: ¿qué sucederá con Kubika? Dioses dioses, qué qué ganas.

Lástima que de Bottas al parecer nadie, nosotros tampoco, espere nada.

 

Tigre tigre.

 

Domenicali predice el regreso de Fernando Alonso a Ferrari

Los hombres que odiaban a Fernando Alonso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + 10 =