Mientras España está preocupada por el “proces”secesionista de Cataluña, Sánchez Camacho, diputada del PP, bromea con el president Puigdemont, mientras Andrea Levy es testigo con aspecto relajado y hasta divertido. Esta imagen de concordia es la que España y Cataluña hubiesen necesitado para llegar a un consenso y evitar los bochornosos acontecimientos sucedidos en el parlament  catalán en las últimas 48 horas. La crispación que viven los ciudadanos españoles por la crisis soberanista no parece afectar a los líderes del PDCat, PP y Ciudadanos. Lamentable.

 

Apúntate a nuestra newsletter

4 Comentarios

  1. Así que en realidad no pasa nada, a juzgar por lo relajado del vino ayer viernes entre Puigdemont, Andrea Levi y Carlos Puigdemont. Tomo nota

  2. pp y pdecat, 2 caras de una misma moneda, q ante sus casos de corrupción etc, te dicen venezuela, independencia, pp o eta, y lo arreglan todo, así de fácil, dividiendo a la sociedad y sembrando odio entre los ciudadanos, política responsable.

    • «La guerra es una masacre entre gentes que no se conocen, para provecho de gentes que si se conocen pero que no se masacran.»

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre