Más de un millar de agresiones tuvieron lugar el pasado año en las cárceles españoles contra funcionarios de prisiones. Ante estas situación, CCOO aborda una intensa jornada para que Instituciones Penitenciarias haga frente a esta deuda pendiente.

Frente al grave problema de salud pública que representan las agresiones que sufre el personal penitenciario, CCOO en Instituciones Penitenciarias ha denunciado ante la Inspección Central de Trabajo el incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y su normativa de desarrollo.

Las agresiones en las prisiones no se reconocen como un riesgo laboral que deba ser evaluado, no se planifican medidas preventivas ni de protección. Los accidentes de trabajo derivados de ellas no se investigan.

En este sentido, según denuncia CCOO, incluso se impide la intervención de los servicios de prevención de Instituciones Penitenciarias y no se cumplen los deberes de información, formación y participación de las y los trabajadores que establece la ley.

En los últimos 10 años la siniestralidad laboral ha crecido exponencialmente, situando a Instituciones Penitenciarias a la cabeza de la siniestralidad en las Administraciones Centrales de toda Europa. En España se pasado de 893 accidentes laborales en el año 2008 a 1.276 en el 2017, un crecimiento del 42,88%.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre