Foto: Agustín Millán

Miles de personas están llegando a esta hora a Barcelona para participar en la gran manifestación de esta tarde en protesta contra la sentencia del Tribunal Supremo que condena a los líderes independentistas. Por su parte, cientos de manifestantes se han congregado en los alrededores de la Sagrada Familia, convocados por el colectivo ‘Picnic por la República’, con motivo de la huelga general convocada hoy en toda Cataluña. La Generalitat cifra en un cincuenta por ciento el seguimiento del paro, al que habían llamado los sindicatos soberanistas catalanes, y destaca que no se han producido cortes importantes en infraestructuras ferroviarias.

Muchos participantes han ido llegando en torno a las 11.00 de la mañana y se han congregado en la calle Marina, frente a la Sagrada Familia, ante la expectación de los turistas, muchos de los cuales han sacado sus móviles para grabar la escena. Los manifestantes, que por un momento han bloqueado la entrada y salida del templo, han proferido consignas a favor de la independencia de Cataluña y de los políticos encarcelados. También han gritado en contra de los cuerpos de seguridad del Estado y han exigido la dimisión del consejero de Interior, Miquel Buch. A las decenas de “esteladas” se han sumado pancartas a favor de los presos y retratos del rey Felipe VI boca abajo.

Mientras tanto, las cinco columnas de manifestantes de las denominadas Marchas por la Libertad que se dirigen a Barcelona desde diferentes puntos de Cataluña han provocado cortes de carretera desde primera hora, pero el seguimiento de la huelga está siendo desigual. Los principales accesos a Barcelona están cortados por la llegada de las cinco columnas que, después de tres días de caminata, tienen previsto participar en la manifestación de las 17.00.

Por su parte, en Vía Laietana, el ambiente era de calma y no se registraban incidentes violentos, informa Agustín Millán. En algunos momentos los manifestantes, unas 3.000 personas, en su mayoría estudiantes, han arrojado pintura y tomates a los Mossos d’Esquadra y algún que otro petardo entre gritos de “Fuera las fuerzas de ocupación”, “Prensa española manipuladora” y “Libertad presos políticos”. También han lanzado huevos y botellas de plástico contra la Jefatura Superior de Policía. Cerca de 13.000 estudiantes se han sumado a la huelga, según los sindicatos estudiantiles, que aseguran que la Universidad y los grandes comercios han parado completamente su actividad laboral. La policía autonómica, mientras tanto, vigila la evolución de las protestas de cerca, sin intervenir. De momento no se registran incidentes graves.

Decenas de estibadores del puerto de Barcelona se han mostrado especialmente activos en la jornada de protesta. Cabe destacar que algunos de ellos han protagonizado un incidente con la portavoz del Partido Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, que ha sido abucheada en la plaza de Sant Jaume. La parlamentaria se ha encarado a los allí presentes ante los gritos de “independencia”. Mientras ellos la insultaban con gritos de “hija de puta”, “fascista” o “tenías que estar muerta”, ella respondía “sí, sí, esto es democracia”.

En las infraestructuras en general se han cumplido los servicios mínimos, salvo cortes puntuales de vía que no han durado más de una hora. En el Metro de Barcelona el servicio ha sido del 30 por ciento, en autobuses un 16 por ciento. Un 77 por ciento en trenes de larga distancia y AVE. En el aeropuerto de El Prat se han cancelado 55 vuelos, muchos de ellos previstos desde ayer, pero la situación era de completa normalidad. Las colas de viajeros para facturar eran más largas de lo habitual en estas fechas del año.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre