Los Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax) de la Policía Nacional han detonado de forma controlada y sin incidentes, la granada de mano de entrenamiento (cuyo recubrimiento es de material plástico en lugar del metálico como las reales), fue lanzada esta mañana desde la calle al interior del centro de primera acogida de menores extranjeros de Hortaleza, en Madrid.

La extrema derecha española esparció su discurso del odio las pasadas elecciones del 10-N

Un trabajador se ha percatado de la presencia de un bolsa de plástico en el patio del centro, con una granada en el interior, muy cerca de la valla que rodea el recinto. Tras avisar a las policía nacional, han llegado unidades de Seguridad Ciudadana que han acordonado el lugar y han trasladado a los internos a una zona segura para preservar su integridad.

Los guías caninos y efectivos de los Tedax han comprobado que se trataba de un explosivo, por lo que han procedido a una detonación controlada de la granada, que fue lanzada sin quitarle el dispositivo de retención de la anilla que hubiese producido la explosión.

El artefacto lanzado, solo se suministra a Fuerzas Armadas. Esta granada de mano de entrenamiento va rodeada de material plástico por lo que al explotar no esparce metralla metálica como las que llevan un encapsulado metálico. Aun así, un trozo de plástico de la granada también puede producir heridas graves al salir despedido.

Los Tedax se han llevado los restos de la explosión para analizar la composición del artefacto. La policía está revisando las cámaras de seguridad para tratar de averiguar la identidad de la persona que lanzó la granada al interior del recinto dentro de una bolsa.

El consejero de Políticas Sociales, Familias y Natalidad, Alberto Reyero, ha acudido al centro de Hortaleza y ha dicho que “se ha efectuado esa explosión controlada del objeto por precaución, tal y como marca el protocolo”. También ha dicho que ha conversado con la delegada del Gobierno, María Paz García Vera, “para poder tener más datos sobre lo ocurrido”.

Desde Más Madrid han denunciado el discurso de odio; “Es intolerable que tanto la

Junta Municipal del distrito de Hortaleza, como la Consejería de que dirige Alberto Reyero, sigan mirando para otro lado ante la propagación del discurso de odio que hacen sus socios de gobierno. ¿Hasta cuándo van a seguir sin hacer nada?

 

En la campaña de las elecciones generales del 10-N, el candidato del partido de extrema derecha Vox, Santiago Abascal, esparció su discurso del odio contra la inmigración en el barrio de Hortaleza por culpa del centro de primera acogida de menores, donde sin ninguna vergüenza afirmo: “Yo vivo en un barrio popular de Madrid, Hortaleza, y cada vez que salgo a la calle, y ahí hay un centro de menas, me encuentro con mujeres que me vienen a contar que los policías les dicen que no salgan con joyas a la calle; con madres preocupadas porque sus hijas llegan por la noche y tienen miedo de ser asaltadas”. Se empieza a repetir la misma estrategia que en los años 30 del siglo pasado. Ojalá esta vez sepamos poner medidas para evitar la violencia de la extrema derecha.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre