La diputada rasa del PP, en su última aparición en su canal de Youtube.

La vida profesional de un político en activo puede ser todo lo fructífera y duradera que sus propias acciones, y también omisiones, hayan propiciado en el desempeño de sus funciones públicas. La trayectoria de la ex portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo, cesada fulminantemente por la dirección del partido hace unas semanas por supuestamente brillar más que el sol que irradia su líder, Pablo Casado, va camino de entrar a lo grande en el mundo de la farándula por méritos propios. A lo Lola Flores, sin ir más lejos. Entre aquella peseta por español que suplicaba la ‘inventora’ del crowdfunding en 1989 para solventar los 467 millones de pesetas defraudados a Hacienda y la iniciativa puesta en marcha ahora por los ‘amigos’ de la marquesa de Casa Fuerte para mantener la acusación de “terrorista” al padre del vicepresidente segundo del Gobierno de Pedro Sánchez solo han pasado tres décadas, pero los modos y maneras se mantienen impertérritos entre algunos políticos y faranduleros.

La actual youtuber profesional y diputada rasa, en cuya declaración de bienes y rentas al comienzo de esta XIV legislatura hace constar casi 400.000 euros en sus cuentas corrientes, se ha abonado al modelo de micromecenazgo para una causa que marcó un antes y un después en su carrera efímera como portavoz parlamentaria del principal partido de la oposición.

Los hechos se remontan a la sesión plenaria del Congreso de los Diputados del pasado 27 de mayo. La entonces portavoz parlamentariadel PP dijo esto ante sus señorías el Congreso de los Diputados durante una interpelación al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, que previamente había señalado la condición de aristócrata de la parlamentaria popular con las palabras “marquesa Cayetana”.

La diputada del PP le respondió así: “Ha hecho usted referencia a mi título de marquesa, la clase social, la aristocracia, una y otra vez, en definitiva, ¿no? Como usted sabe, los hijos no somos responsables de nuestros padres, ni siquiera los padres somos del todo responsables de lo que vayan a ser nuestros hijos. Por eso se lo voy a decir por primera y última vez. Usted es el hijo de un terrorista. A esa aristocracia pertenece usted, a la del crimen político”.

La transcripción en el diario de sesiones del Congreso de los Diputados reza así tal cual, pero ahora la plataforma cívica Libres e Iguales, donde se inscriben los intelectuales Mario Vargas Llosa, Arcadi Espada, Albert Boadellla, Félix de Azúa o Andrés Trapiello, entre otros, recalca que el texto lleva “un añadido ortotipográfico” por el que la frase: “Usted [es el hijo de un terrorista]” ha sido retirada, según se señala en una nota al pie, “por la presidenta de conformidad con el artículo 104.3 del reglamento de la Cámara”.

Cayetana Álvarez de Toledo, en las puertas del Congreso con los integrantes de la plataforma Libres e Iguales.

Hermann Tertsch, ya condenado por la misma acusación

En esta causa, el progenitor de Pablo Iglesias, Francisco Javier Iglesias, ya ha interpuesto una demanda en los juzgados contra la diputada del PP por llamarle “terrorista” en la que le reclama 18.000 euros en concepto de indemnización por vulnerar su derecho al honor, su intimidad y su imagen.

Por estas mismas acusaciones, el eurodiputado de Vox Hermann Tertsch también ha sido condenado a pagarle 15.000 euros, según una sentencia del Juzgado de Instrucción número 2 de Zamora, al considerar que el también periodista cometió un delito de intromisión ilegítima y una vulneración del derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen de Francisco José Iglesias. 

Los integrantes de la plataforma Libres e Iguales consideran que el artículo invocado por la presidenta del Congreso, Meritxell Batet remite al 103.1 de la Cámara, que según esa asociación de intelectuales hacen mención a aquellos casos donde se “profirieren palabras o vertieren conceptos ofensivos al decoro de la Cámara o de sus miembros, de la instituciones del Estado o de cualquier otra persona o entidad”.

Esta plataforma cívica que ha impulsado la campaña de micromecenazgo recuerda que la presidenta del Congreso trató sin éxito de que la diputada retirara esas palabras y luego mandó transcribirlas como actualmente constan en el diario de sesiones, por lo que el grupo parlamentario del Partido Popular presentó un recurso ante la Mesa del Congreso contra esa decisión, recurso que fue rechazado. Por este mismo motivo, Álvarez de Toledo anunció sin dilación que presentaría ante el Tribunal Constitucional un recurso de amparo para que anular la acción de la presidenta. Y ahora, los integrantes y amigos de la diputada rasa popular cierran el círculo echándole un cable con esta campaña de crowdfunding a una política con casi medio millón de euros en sus cuentas corrientes y un título nobiliario que desencadenó esta tempestad.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Estos neo-fascistas se consideran impunes, tal vez no le falte algo de razón. Paseadores, asesinos de toda calaña, murieron en estos 40 años de «democracia» en la cama, sin pasar por los tribunales. En fin, la democracia española es más española que democracia.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre