El próximo  mes de noviembre se reunirá, en Andorra,  la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, los días 25 y 26.  En la agenda del evento figura ya, ante la magnitud de la epidemia del COVID-19  y su creciente impacto en la región, la articulación de una respuesta común a los efectos de esta crisis sanitaria y la preparación para futuras amenazas similares.

En este sentido, desde diversos gobiernos nacionales así como instancias multilaterales, entre ellas el Parlamento Centroamericano (Guatemala, Nicaragua, Honduras, Panamá, El Salvador, República Dominicana, México y Venezuela) y  el Parlamento del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) se ha anunciado la presentación de una propuesta oficial a la XXVII Cumbre Iberoamericana de creación de una “Agencia Iberoamericana del Medicamento”.

Este nuevo organismo iberoamericano contará con fines y estructura similares a la “Agencia Europea del Medicamento” con sede en Ámsterdam de la que forman parte y colaboran los veintisiete estados de la Unión Europea. La “Agencia Iberoamericana del Medicamento”,  al igual que los ya existentes “Organismo Iberoamericano de la Seguridad Social” o el “Organismo Iberoamericano de la Juventud” – se responsabilizará de promover la cooperación de los veintidós países de la región en esta área específica.

Entre los principales objetivos de la “Agencia Iberoamericana del Medicamento“, que se prevé dotar con diversos laboratorios y un centro de investigación científica y biomédica, estaría articular la respuesta tanto a la actual emergencia sanitaria del Covid19, con atención a nuevos rebrotes,  así como trabajar para prevenir futuras epidemias similares que la mayoría de los ministerios de salud de la región consultados coinciden aparecerán en la próxima década.

Asimismo se mantendrá la atención sobre las, no tan publicitadas pero igualmente mortíferas, epidemias existentes en Iberoamérica – zika, dengue,  sarampión, etc- . La investigación y experimentación de nuevos medicamentos y terapias, así como su evaluación clínica y certificación, contribuirán decisivamente a poder dar una respuesta ágil que puede contribuir a salvar muchas vidas.

La “Agencia Iberoamericana del Medicamento” contará con dos sedes principales radicadas una en un país del continente americano –  siendo Argentina una de las opciones más valoradas, dado que Buenos Aires es el principal polo de la industria farmacéutica en Suramérica,  y otra  en España – en una ciudad aún por determinar -.

La propuesta se oficializaría en noviembre en la Cumbre Iberoamericana que se reunirá en  el Principado de Andorra que va estar enfocada a dar respuesta a la emergencia sanitaria del Covid19 así como sus efectos tanto sobre la salud pública,  como sobre las economías de la región ante los informes de perspectiva del Fondo Monetario Internacional que anuncian una fuerte recesión – a nivel mundial en un decrecimiento del 3% que podría llegar al 8% en algunos países especialmente sensibles del subcontinente -.

El pasado 30 de abril, el Rey Felipe VI recibió en una audiencia presencial a la Secretaria General Iberoamericana, la costarricense Rebeca Grynspan, para confirmar la celebración de la XXVII Cumbre Iberoamericana, en la confianza de haber superado en noviembre, fecha prevista para la Cumbre,  la actual etapa de la epidemia del COVID-19. En esta audiencia, celebrada en el Palacio de La Zarzuela, se  revisó la agenda de temas a debatir por los líderes de los veintidós estados iberoamericanos convocados a esta Cumbre a la que ya han confirmado asistencia, entre otras autoridades,  el Presidente Pedro Sánchez y el propio Felipe VI además de varios líderes de países iberoamericanos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre