La joven víctima de La Manada ha aceptado finalmente recurrir contra el fallo del Tribunal que les condenaba a cada uno de los cinco acusados a nueves años de prisión, pero donde no se reconoce ni condena el delito de violación.

Tras pensarlo mucho, y tener serias dudas al respecto para evitar prolongar su sufrimiento, al final la joven ha aceptado los consejos de su abogado.

La acusación particular confirmó ayer que también presentará recurso contra la sentencia que ha condenado a los cinco miembros de ‘La Manada’ a 9 años de cárcel por un delito de abuso sexual.

«Recurriremos, por supuesto», ha dicho Miguel Ángel Morán, el abogado madrileño que representa a la víctima junto al pamplonés Carlos Bacaicoa. Con esta decisión se confirma que todas las partes presentes en el caso recurrirán finalmente a la sala de lo civil y penal del Tribunal Superior de Justicia de Navarra.

Fiscalía, acusación particular y las acusaciones populares ejercidas por el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra pedirán que los hechos ocurridos en la madrugada del 7 de julio de 2016 en un portal de Pamplona sean calificados como agresión sexual ya que la propia sentencia admite probado el «sometimiento» de la joven.

Por su parte, las defensas de los cinco procesados reclamarán para sus clientes la absolución, para lo que se sienten respaldados por el voto particular que en ese mismo sentido emitió uno de los tres jueces de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorFernando Alonso abajo, Sebastian Vettel arriba
Artículo siguienteMuere el pequeño Evans, el bebé al que el Reino Unido desconectó la respiración asistida
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre