jueves, 29julio, 2021
23.7 C
Seville

La venta de cuadros de la baronesa Thyssen priva a los españoles del derecho a la cultura

Tita Cervera se desprende de grandes obras de su pinacoteca tras romper la negociación con el Gobierno de Pedro Sánchez

- Publicidad -

análisis

España logra el mejor récord mundial: podio entre los tres países con más vacunados contra el covid

Estos días de Olimpíadas, chovinismos nacionales y gestas deportivas, conviene no perder de vista que España ha batido el mejor de los récords mundiales...

Vivas da una soberana lección a Casado de cómo comportarse con la extrema derecha

Por fin un hombre sensato en el Partido Popular. Juan Jesús Vivas, presidente de Ceuta, no solo está lidiando con la crisis migratoria en...

El Repaso del 28 de julio: la medicina natural, el escándalo de las farmacéuticas y los opiáceos, la corrupción y los fondos europeos

Como cada día en El Repaso hablamos de las noticias de actualidad, y también de aquello que cuesta trabajo encontrar en los medios habituales...

Simone Biles dice basta ya a la explotación olímpica

Simone Biles, gran símbolo de la lucha por los derechos de la mujer y los negros, deja los Juegos Olímpicos. Un problema de ansiedad...
- Publicidad-

La baronesa Thyssen ha decidido vender algunos cuadros de su prestigiosa colección de obras de arte. La pandemia no respeta condición ni clase social, se ceba tanto con los pobres como con los ricos, y por lo visto Carmen Cervera ahora necesita líquido, efectivo contante y sonante, dinero cash. Las turbulentas relaciones de la familia Thyssen con el Gobierno de España para la renovación de los contratos del museo han estallado finalmente (se veía venir) y la baronesa ha optado por cortar por lo sano, vendiendo el Mata Mua de Paul Gauguin, la joya de la corona de su colección personal. Es más que probable que otras tres obras −Caballos de carreras en un paisaje de Degas; El ‘Martha Mckeen’ de Wellfleet, de Hopper; y El puente de Charing Cross de Monet−, sigan el mismo camino y más pronto que tarde se les cuelgue el cartel de “se vende”.

Las obras que saldrán del museo, sin duda una pérdida irreparable para la cultura de nuestro país, formaban parte de la gran colección de 429 cuadros que la aristócrata había prestado a través de un convenio firmado con el Ministerio de Cultura en 1999. El acuerdo se venía renovando desde 2011, pero estaba pendiente de “reformular” desde hace tres años, cuando la baronesa se sintió maltratada y exigió un cambio en las condiciones fiscales. Incluso se quejó de que tenía que “pagarse los taxis” de su bolsillo para ir cada día al museo.

Ahora Tita Cervera se apoya en dos abogados que fueron ministros del PP (Michavila y Acebes) para consumar sus planes y enajenar la obra que no solo le pertenece a ella, sino que de alguna manera forma parte del patrimonio cultural de los españoles. Que sea precisamente ese bufete el que le lleva el asunto supone toda una declaración de intenciones, más bien una declaración de guerra contra los chavistas bolivarianos de Pablo Iglesias por hacer oídos sordos a las caceroladas de las clases altas, a las que también pertenece la baronesa. Sin saberlo, o quiza sí, la primera de los Thyssen se ha convertido no solo en embajadora del arte, sino en abanderada de los magnates oprimidos y de los “cayetanos” y “borjamaris” que pretenden derribar a Sánchez por un confinamiento que los ha dejado sin club de golf.

Carmen Cervera siempre se ha declarado apolítica (una gran ironía por otra parte, ya que todo el mundo sabe que los ricos, en esencia, forman un gran partido, el de los millonarios) pero resulta llamativo que su decisión de recortar a los españoles en cultura se produzca precisamente ahora, con un Gobierno de izquierdas en el poder. Mientras gobernaba la derecha conservadora, el gran capital, la banca y las élites, la baronesa siempre llegaba a acuerdos con el Estado sobre sus depósitos pictóricos. No demuestra un gran patriotismo doña Tita vendiendo esos cuadros precisamente en este momento, cuando el país zozobra en medio del gran drama nacional de la pandemia. Mientras el Museo del Prado hace un ejercicio de solidaridad y amor por la pintura, abriendo las puertas a todo el mundo y obsequiando al pueblo con una gran exposición con lo mejor y más delicatessen de la pinacoteca nacional, Tita Cervera se pone de perfil y se centra en sus negocios. Esa la gran diferencia entre lo público y lo privado, esa es la triste realidad de nuestro país: los que se vanaglorian de patriotas, a la hora de la verdad se rajan y miran para otro lado.

- Publicidad-

No parece que doña Tita le haya hecho mucho caso a Felipe VI, que estos días anda el hombre promoviendo una gran colecta entre los Grandes de España para que sean espléndidos y donen leche y aceite a los pobres. La leche de la señora baronesa es la cultura, un alimento tan necesario para el país como el pan, pero en lugar de ordeñarla a beneficio de la sociedad la pone en venta para sacarse unos milloncejos, como si ella tuviese apuros para llegar a final de mes. Habría que preguntarle a la señora Cervera cómo viviría ella con 400 euros, el salario mínimo que Pedro Sánchez ha conseguido para los pobres frente a la feroz oposición, odio y elitismo de las derechas. Habría que ver para cuántos cócteles daría esa “paguita”, como dice Abascal humillando a los que no tienen nada; para cuántos paseos en taxi por el Paseo de Recoletos; para cuántos hermosos modelitos con los que inaugurar grandes exposiciones universales.  

Tita Cervera habrá hecho una gran labor por la cultura en España, eso nadie lo discute, pero España también le ha dado mucho a doña Tita, mayormente suculentos negocios. El arte no es de los mecenas, ni de los marchantes, ni siquiera de los legítimos propietarios a los que les ha llegado el tesoro por herencia del abuelo. El arte es del pueblo. El arte sin el pueblo no es nada y se acaba convirtiendo en un mal negocio como el ladrillo o el acero para tanques, que así es como empezó a prosperar la saga familiar Thyssen. Si el arte no es algo que se pueda tomar y dejar, sino que es algo necesario para vivir, como dijo Oscar Wilde, la baronesa está dejando al pueblo sin un sustento de primerísima necesidad.

Ahora que el virus ha igualado a pobres y a ricos, sometiéndolos al juicio implacable de la muerte y arrastrando al país a una ruina de posguerra, los Grandes de España corren a vender sus cuberterías de plata, sus pedruscos preciosos, su colección de sellos y sus armaduras heráldicas en el Rastro. La baronesa solo tiene unos cuantos lienzos que es preciso colocar por ahí para mantener la mansión con piscina, los viajes a Marbella y las clases de alemán. Dicen que Mata Mua, el cuadro que la Thyssen pretende sacar al mercado, es un canto a la vida originaria que tanto ansiaba encontrar el pintor francés. Sobrecoge que detrás de una verdad tan apabullante como es la vuelta a la verdad y a la pureza se pueda esconder tanto mercantilismo egoísta, tanto negocio superfluo y tanta mentira.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

1 Comentario

  1. Estoy confundido por el proposito de este articulo, por una parte cae en ese papanatismo elitista que dice que «solo los articulos de lujo con el logotipo autentico y comprados en la tienda, son articulos de lujo. Las copias no», y por otra esta criticando a los ricos, y los cayetanos, y la Cervera y hasta el Rey Felipe sale menospreciado. Que se va Mata Mua? Ponamos una copia y continuemos disfrutando y celebrando su existencia.
    Creo que ya es hora de que el dinero publico deje de ser parte de esa subjetividad y esa absurda piramide financiera que es el mundo del arte, lo que se deberia hacer es empezar a vender los fondos acumulados e innecesarios de los grandes museos de España para uso y disfrute de los avariciosos de este planeta, que no pueden vivir sin sus objetos «autenticos, de marca» y sustituirlos por copias fieles que la tecnologia nos puede proporcionar, y dedicar todo ese dinero a promover la cultura de la gente, de la vida, de los espacios, de los eventos, de la ecologia, la cultura de las experiencias mas alla de estar comprando en subasta lo que algunos millonarios ya no quieren en sus paredes. Hoy en dia la museistica tiene una puesta en escena donde realmente es irrelevante si la pieza que observamos es original o no, y ahi esta la reproduccion de las cuevas de Altamira que se puede visitar en Madrid desde hace varias decadas. Imaginense que revolucion! Ya basta de ese elitismo absurdo e innecesario donde un orinal firmado por Duchamp es varios miles de veces mas valioso que otro traido de una tienda. Hay que evolucionar aportar ideas frescas y revolucionarias y salir de ese «Ponzi Scheme» elitista que al final termina siendo en beneficio de los de siempre, no podemos seguir alimentando lo que eran las «colecciones reales» cuando lo que de verdad hay que hacer es invertir en la calidad de la vida de la personas

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Banco Sabadell refuerza la fortaleza de su negocio bancario en el primer semestre de 2021

El grupo Banco Sabadell ha cerrado el mes de junio de 2021 con un beneficio neto atribuido de 220 millones de euros, lo que...

EPA: El paro cae en 110.100 Personas tras crearse 465.000 empleos

El número de ocupados aumenta en 464.900 personas en el segundo trimestre de 2021 respecto al trimestre anterior (un 2,42%) y se sitúa en...

Cataluña da un paso al frente en el encaje autonómico

Después de cuatro años sin asistir a la reunión del Consejo de Política Fiscal y Finanzas, Cataluña participó ayer en la reunión presidida por...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Banco Sabadell refuerza la fortaleza de su negocio bancario en el primer semestre de 2021

El grupo Banco Sabadell ha cerrado el mes de junio de 2021 con un beneficio neto atribuido de 220 millones de euros, lo que...

EPA: El paro cae en 110.100 Personas tras crearse 465.000 empleos

El número de ocupados aumenta en 464.900 personas en el segundo trimestre de 2021 respecto al trimestre anterior (un 2,42%) y se sitúa en...

Cataluña da un paso al frente en el encaje autonómico

Después de cuatro años sin asistir a la reunión del Consejo de Política Fiscal y Finanzas, Cataluña participó ayer en la reunión presidida por...