La vacuna contra el COVID-19 desarrollada por la Universidad de Oxford en colaboración con la farmacéutica AstraZeneca acaba de dar buenas noticias: genera una fuerte respuesta inmune en las personas más mayores, uno de los grupos por edad más vulnerables ante el virus.

Así lo ha anunciado Financial Times, cuando los ensayos sobre la vacuna se encuentran en fase 3, la última antes de llegar a concluir si la vacuna es eficaz y segura.

Los resultados de las pruebas realizadas hasta ahora revelan la generación de anticuerpos y de células T en las personas que tienen más de 55 años. «Una respuesta prometedora», según Jonathan Ball, profesor de virología de la Universidad de Nottingham.

Esta es, precisamente, la vacuna por la que apuesta la Unión Europea, que ha cerrado un contrato que garantiza 300 millones de dosis en cuanto esté lista.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre