En el marco de los actos organizados para celebrar y reivindicar el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, la Universidad de Vigo ha presentado este lunes en el campus de Ourense una “radiografía” sobre los conocimientos y vivencias de sus miembros en el entorno de la Igualdad.

Del estudio titulado, “Valoraciones, percepción e impacto de las políticas de Igualdad entre mujeres y hombres en la Universidad de Vigo”, sus responsables destacan que sobre un 70% de los integrantes de esta comunidad universitaria quiere mejorar sus conocimientos sobre igualdad y cómo “la Universidad de Vigo es vivida como un espacio más igualitario que otros”. En atención a esta demanda de formación, durante el acto se anunció la puesta en marcha de un itinerario virtual de formación en Género abierto a los tres colectivos universitarios.

El estudio fue un encargo de la Unidad de Igualdad a la Consultora Red Talento y estuvo financiado por el Pacto de Estado contra la Violencia de Género. En su presentación, Manuel Reigosa, rector de la Universidad de Vigo, mostró su preocupación por el hecho de que la igualdad no está conseguida en la propia Universidad, “aún queda mucho por hacer”, ha dicho, “y si los ciudadanos que vivimos en la comunidad universitaria vemos en este tema muy por encima a la Universidad de Vigo, comparado con otras instituciones y otras partes de la sociedad, esto es muy preocupante”.

En este contexto, el rector recalcó cómo “nosotros debemos contribuir tanto desde el punto de vista de la formación de nuestros egresados como desde el punto de vista de nuestra investigación a que la sociedad sea una sociedad más justa y una sociedad más justa sólo puede ser feminista”. Por este motivo mostró su satisfacción por la puesta en marcha del nuevo itinerario formativo.

Según explicó Águeda Gómez, el documento presentado este lunes ya fue utilizado para diseñar el tercer Plan de Igualdad de la Universidad de Vigo, actualmente en fase de elaboración. Además, teniendo en cuenta que la demanda de formación en Género de los tres colectivos es “uno de los grandes resultados de este estudio” explicó cómo, junto al Vicerrectorado de Ordenación Académica y Profesorado, “decidimos poner en marcha un itinerario virtual de formación en Género”. Este itinerario, detalló, estará compuesto este curso académico por ocho cursos elaborados por expertas de la Universidad de Vigo. Concretamente, constará de un módulo básico de 40 horas y cursos especializados de 120 horas en los que se abordan diferentes temáticas, desde la normativa hasta el acoso sexual. Disponible a partir del 1 de abril, este itinerario, indicó Águeda Gómez, será reconocido al alumnado con créditos ECTS y al personal docente e investigador, como formación.

LOS RESULTADOS DEL ESTUDIO

Laura Seara, de la Consultora Red Talento, fue la encargada de analizar el estudio del que destacó “cómo pretende ser un trabajo divulgativo pero también una herramienta para la elaboración de estudios y planes en el ámbito de la Igualdad”.

“Se trata de una radiografía, yo creo que importante, de esta universidad”, dijo la coordinadora del documento. Sobre la investigación llevada a cabo, indicó cómo fue realizada en base a 375 entrevistas hechas en los tres campus de la Universidad de Vigo y en once de sus escuelas o facultades. En ella, destacó, “se detecta que la comunidad universitaria todavía convive en un contexto masculinizado en el que hay brechas de género palpables”, presentándose el estudio como “una aproximación a esas brechas en género”.

Entre las conclusiones, Laura Seara recalcó cómo el 73% del alumnado de la Universidad de Vigo quiere mejorar sus conocimientos en materia de igualdad. “Este es un porcentaje significativo que indica la gran predisposición del alumnado a recibir formación curricular sobre igualdad y desmonta mitos sobre la utilidad de la formación universitaria en materia de género y de igualdad”, indicó.

Además, Seara añadió, sobre los resultados, que un 67% del profesorado y el resto del personal de administración y servicios (PAS) desea recibir horas de formación profesional en igualdad. Sobre el techo de cristal, en relación con la valoración de la situación de las mujeres en instituciones y en organizaciones, la Universidad de Vigo realiza en materia de igualdad. Sobre el techo de cristal, en relación con la valoradión de la situación de as mujeres en instituciones y organizaciones, la Universidad de Vigo recoge el documento “es la institución mejor valorada respecto a la igualdad, conjuntamente con las asociaciones estudiantiles”. Las peor valoradas por la comunidad universitaria son, indicó la autora, los clubs deportivos, el IBEX35 y las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Respecto al esfuerzo que la Universidad de Vigo realiza en materia de igualdad, el estudio recoge que recibe de nota media un seis, por parte del conjunto de la comunidad universitaria. Sobre políticas concretas de igualdad de la institución académica, un 20% de las y los encuestados manifiesta conocer alguna pero a pesar de que el grado de conocimiento de estas políticas en la Universidad de Vigo es bajo, las valoraciones son altas”, se indica en el documento.

Respecto a la violencia de género, el documento señala cómo “hay un preocupante desconocimiento sobre el concepto de violencia de género” e indica cómo un 36,5% de las personas participantes “alegó argumentos negacionistas de la violencia de género o señaló que es una violencia ejercida indistintamente entre hombres y mujeres”.

A pesar de este dato, se añade en el texto, “hay un positivo rechazo a los falsos tópicos erróneamente relacionados con la violencia de género, respecto a la dependencia económica de las víctimas o del bajo nivel formativo”. Las medidas para combatir la violencia de género de la Universidad de Vigo no llegan al aprobado de las personas participantes con una valoración media de un 4,9 aunque sí alcanza el cinco en la nota media.

En relación a las definiciones facilitadas en el estudio sobre las agresiones sexuales, la inmensa mayoría, indican sus responsables, vincula la violencia sexual con la falta de consentimiento. El documento también recoge cómo “prácticamente la mitad de la población universitaria fue víctima de tocamientos en el culo en algún espacio público, a lo largo de su vida, y un 60% sufrió acoso verbal en las calles. De hecho, el acoso verbal en las calles y los comentarios sobre el físico son una temática preocupante para el 90% de las mujeres”.

Además, se añade, “un 23% de las personas preguntadas reconoce que a lo largo de su vida alguna vez recibió fotos de los genitales de alguien que las envió sin su consentimiento y el porcentaje de alumnas que recibió esas fotos supera la de los alumnos”.

Según se recoge en el documento, “el 7% de toda la población universitaria participante reconoce que , en algún momento de su vida, fue obligada a mantener relaciones sexuales sin preservativo y, un 3% señaló que a lo largo de su vida fue obligada a practicar sexo oral”. “Es significativo que quienes reconocieron haber vivido estas situaciones fueron únicamente mujeres”, se indica en el estudio.

En la investigación también se solicitó a las personas encuestadas que indicasen el puesto de trabajo que pretenden alcanzar en el futuro, y la preferencia es “ejercer su profesión con estabilidad pero sin responsabilidades, dirigir o ser jefe o jefa son aspiraciones futuras que solo espera una cuarta parte de las personas entrevistadas”.

Otros de los muchos datos recogidos en el trabajo, indican cómo el 60% de la comunidad universitaria asistió a convocatorias masivas como las que tienen lugar cada 8 de marzo o 25 de noviembre o cómo el mayor pesimismo radica ante “la posibilidad de conciliación, el acceso a puestos de gobierno dentro de la universidad y el acceso a puestos de responsabilidad”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre