Algunos Estados miembros de la UE, entre ellos España, intervinieron el pasado fin de semana en el proceso de votación del Parlamento Europeo a favor de la posición de Marruecos en los acuerdos comerciales con la UE, durante una audiencia plenaria en Estrasburgo.

El Parlamento aprobó en 2019 un acuerdo comercial entre la UE y Marruecos contrario al Derecho europeo e internacional que, según informa ECSaharaui, en la práctica sirve para ampliar las exportaciones a la Unión Europea desde el Sáhara Occidental, territorio ocupado de forma ilegal por Marruecos desde 1975. Dicho acuerdo se negoció sin el consentimiento del pueblo saharui y se aprobó tras un grave escándalo de conflicto de intereses en el que están implicados, entre otros, la antigua ponente Patricia Lalonde, del grupo de los liberales europeos (ALDE), y Gilles Pargneaux, del grupo socialdemócrata (S&D), revela el medio.

De esta manera, el acuerdo entorpece el proceso de autodeterminación del pueblo saharui, que tiene lugar en el marco de las Naciones Unidas, y contribuye a que 176.000 personas continúen en campamentos como refugiados, mientras la UE expolia sus recursos, lamenta ECS. Por su parte, el grupo Verdes/ALE, que votó en contra del acuerdo, solicitó que se enviara el texto del mismo al Tribunal de Justicia de la UE para que se pronunciara sobre su legalidad, pero la propuesta fue rechazada.

ECSaharaui también recuerda que, en diciembre de 2015, “el Tribunal de Justicia de la UE publicó una sentencia anulando el Tratado de Libre Comercio que incluye productos agrícolas  o pesqueros siempre que se aplicara al Sahara Occiedental”. El Tribunal afirmaba en la sentencia que el Sáhara Occidental “no está incluido en las fronteras internacionalmente reconocidas de Marruecos”, y que “el Reino de Marruecos no tiene ningún mandato concedido por la ONU o por otra institución internacional para administrar el Sáhara Occidental”.

El voto de España a favor de la posición de Marruecos en el Parlamento Europero resulta incoherente e irresponsable en términos históricos y humanitarios, pues están respaldando al reino que invadió brutalmente y colonizó el país perteneciente a un pueblo, que hoy sufre violencia e inseguridad jurídico como consecuencia. ECSaharaui advierte, además, que “el 4 de julio de 2014, el Tribunal Superior de Justicia Español y la Audiencia Nacional, confirmó que España, no Marruecos, es la potencia administradora del Sáhara Occidental, y que el territorio no puede ser considerado marroquí”. En este sentido, la sentencia confirma que los Acuerdos de Madrid de 1975 “son nulos y sin efecto legal”, indica ECS.

Por último, el mismo medio señala que el acuerdo de asociación UE-Marruecos entró en vigor en octubre de 2012 y que, debido a la falta de especificaciones territoriales, “no solo permite la entrada de grandes volúmenes de fruta, verduras y productos pesqueros de Marruecos en el Mercado de la UE, sino también de partes del Sáhara Occidental que Marruecos lleva ocupando desde 1975”.

No podemos olvidar que Sahara Occidental continúa viviendo una importante represión, ya que no solo están restringiendo los medios de comunicación, sino que también existe especial fijación con las iniciativas de jóvenes independientes como el Grupo de Activistas de Derechos Humanos y Medios de Comunicación o Equip Media, bajo las instrucciones de los servicios de seguridad con orden de arresto a cualquier persona que fotografíe a la policía.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre