La UE cada vez tiene más claro que cualquier medida, como la estrategia de la descarbonización de la economía, pasa por un papel relevante de los ayuntamientos y las comunidades autónomas. Cuando más cerca del ciudadano mejor se gestionarán los cambios.

Las regiones europeas, fortalecidas protocolariamente en la UE por ser básicamente naciones, se han marcado una hoja de ruta en Bruselas para acometer el futuro hasta el año 2025. La resolución adoptada por el Comité Europeo de las Regiones (CDR), órgano consultivo de la UE, que también integra a los ayuntamientos, apunta a tres prioridades.

La primera es que se debe repensar el modelo democrático de la UE para conseguir que refleje mejor el papel político y la responsabilidad de las autoridades regionales y locales. De hablar de poderes pasa en la segunda prioridad a capacidad de gestión, o sea dinero, y concretamente de la gestión novedosa que ha traído del  Covid 19, una gestión que exige la transformación social, y que no sólo afecta a pandemias, sino también a la gran transformación verde que se avecina y la siempre presente revolución digital, sin olvidar los cambios demográficos, según destaca La Celosía.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl control sanitario en los aeropuertos se digitaliza para agilizar la llegada de viajeros
Artículo siguienteCovid19, un virus programado para matar
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre