Según pública el diario El Confidencial en su página Web, la presunta trama corrupta que lideraba Ignacio González y que se investiga en la operación Lezo tiene una importante derivada que salpica a la multinacional tecnológica española Indra.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha concluido de forma preliminar que la compañía tuvo un papel decisivo en la financiación ilegal del Partido Popular de Madrid, facilitando la entrada de más de 600.000 euros en su caja B a través de una compleja red de empresas instrumentales.

La mecánica habría funcionado al menos entre 2011 y 2013, con Javier Monzón aún al frente de Indra (dejó la presidencia en enero de 2015), y supuestamente se alimentó con fondos que salieron del erario público mediante adjudicaciones infladas.

Los agentes sitúan el origen de esta enésima red de dinero opaco del PP en el ente público ICM (Agencia de Informática y Comunicaciones de la Comunidad de Madrid), responsable de implantar y mantener los sistemas tecnológicos que utiliza la Administración regional. Para cumplir con esa función, ICM subcontrató a Indra trabajos por valor de 16,1 millones de euros en 2011, de 13,2 millones en 2012 y, por último, de 15 millones en 2013., en total 43 millones de euros. Sin embargo, los pinchazos telefónicos, los datos recabados durante la instrucción del caso Púnica (donde también se investiga la caja B del PP de Madrid) y la declaración de un antiguo directivo de ICM, Silvano Corujo, alertaron a la UCO de que el valor real de esos servicios era muy inferior al pagado por el Ejecutivo madrileño. La diferencia habría terminado en Génova.

Se da la circunstancia de que la tecnológica española fue a quien el Gobierno adjudicó el recuento de votos en las elecciones.

No es la primera vez que Indra se ve salpicada por presuntas vinculaciones con tramas corruptas vinculadas al partido popular. Ya en 2015, según publicaba El Mundo, el expresidente de la Comunidad de Madrid, ahora en prisión por su presunta implicación en la trama Lezo, “usó Indra para pagar en B su mejora de imagen”. El rotativo añadía entonces que “la investigación de Púnica detecta tres pagos de la multinacional en sobres por 120.000 euros, uno de ellos a la empresa de comunicación EICO”. Estas campañas de imagen que tenían como objetivo “contrarrestar informaciones negativas sobre los principales miembros del Gobierno de la Comunidad de Madrid”.

2 Comentarios

  1. Tal vez por eso, el mismo numero de votos que dejaron de votar a PODEMOS fuè el mismo que pasaron como por arte de magia a la abstencion….De verguenza lo que pasa en esta semi-dictadura de España.

  2. A este estercolero, le asigna el PP el proceso de datos de recuento de las elecciones . De hecho, nunca en la historia había habido un desfase de 20 puntos entre la encuesta a pie de urna, que es la mas fiable y el resultado final

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre