Las supersticiones están casadas a casi todos los jugadores y apostadores del mundo, lo podemos ver en profesionales high-rollers que arrasan con las mesas de Las Vegas y Macao y también en los aficionados más casuales que tal vez juegan en línea desde casinos sin depósito en España. Estas supersticiones pueden tomar mil y un formas, varían con la cultura del jugador y dependen, en gran parte, de las particularidades del individuo. Profundicemos un poco en el mundo de las apuestas y los casinos, pero en este caso desde el ángulo de las supersticiones, heraldos de la mala y la buena suerte desde tiempos inmemorables.

Los rituales de los apostadores de casinos online entran perfectamente en la categoría de actos que van más allá de la razón y que poco o nada tienen que ver con la religión del jugador, pues si lo analizamos racionalmente cosas como la manera de sentarse o qué color de prenda se lleva puesto no debería cambiar sus probabilidades de perder o ganar. Aun así, las supersticiones en el contexto de las apuestas son muy poderosas, y muchos psicólogos han intentado estudiar este fenómeno. En España, por ejemplo, más del 60% de la población afirma creer en alguna especia de superstición, lo que la convierte en uno de los países más supersticiosos de Europa.

De dónde surgen las supersticiones

Muchas supersticiones se desarrollan debido a la observación personal del jugador: tal vez el usuario de un casino online probó su suerte en una tragaperras y ganó, dándose cuenta después de que le apostó a un número particular o estaba sentado de una manera o portando un color específico en su ropa. Es posible que el jugador empiece a asociar su victoria a una de estas observaciones casuales y surja así una nueva superstición. Por otro lado, si el jugador pierde de manera seguida, puede llegar a creer que tal vez la página web del casino o un crupier particular son de mala suerte y va a intentar evitarlos porque son invencibles.

Otras supersticiones no se originan de las observaciones del jugador, sino de asociaciones culturales de creencias ya existentes. Los jugadores pueden evitar estas señas de mala suerte porque no quieren arriesgarse a descubrir que tal vez hay algo de verídico en ellas.

En cualquier caso, las supersticiones de los jugadores se alimentan de sus sesgos de confirmación, que se refiere a la tendencia de favorecer y recordar la información que confirma su propia creencia. Por ejemplo, un jugador subconscientemente solo recordará la vez que jugó con las piernas cruzadas y perdió porque cree que es de mala suerte, pero no las otras 9 veces que jugó sentado de igual manera y ganó.

Algunas supersticiones populares

La mística de los casinos físicos y casinos online y la suerte se han esparcido por todo el mundo, por lo que hay ciertas supersticiones que ya son conocidas por todos los jugadores más o menos experimentados, incluso cuando juegan desde casinos online. Una de las supersticiones más populares es que las personas tienen números de mala suerte y buena suerte, escogiendo estos números arbitrariamente porque les gustan unos más y otros menos o tal vez porque lo vieron en la predicción de un horóscopo o de una de las mejores tarotistas de España. Ya mencionamos anteriormente los colores de la suerte y el sentarse de piernas cruzadas, que se considera de mala suerte. Cantar, silbar, girar la silla y contar el dinero en la mesa de juego se consideran malos augurios. Por otro lado, se dice que hay ciertos talismanes de la buena suerte, como los tréboles de 4 hojas y las patas de conejo, y además que abandonar los juegos de mesa para irse a las tragaperras mejora las probabilidades de ganar en estas.

Con respecto al factor cultural de la suerte y la superstición, veremos ciertas costumbres solo en unas regiones. En América y Europa el número de la mala suerte se considera el 13, mientras que en Japón es el 4 porque suena similar a la palabra de muerte. En China, el rojo es un color importante para la espiritualidad y se cree que usar rojo mientras se apuesta lo hace a uno más suertudo. En Estados Unidos, se cree que jugar con billetes de 50$ es de mala suerte, ya que supuestamente los asesinos de la mafia dejaban estos billetes en los bolsillos de sus víctimas.

La diversión sobra la superstición

No se puede caer en el error de permitir que las supersticiones nos afecten emocionalmente, ya que son solo una manera de acercarse al juego con un poco más de confianza. Si uno está convencido de que va a perder lo hará, así que sería mejor buscar una alternativa para jugar en casinos gratis y o casinos sin depósito.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre