Por más cambios que se lleven a cabo en su directiva y se trate de lavar su imagen pública, el nombre de la Sociedad General de Autores y Editores parece irremediablemente destinado a estar relacionado con la polémica. En pleno proceso de adaptación de sus estatutos y celebración de pre asambleas, buscando cumplir a rajatabla con las obligaciones impuestas por el ministerio de Cultura antes de finales de año, la SGAE ha vuelto a encontrarte con un alto del Gobierno. En este caso, en relación con la sospecha de una posible situación de conflicto de intereses.

El Ministerio de Cultura y Deporte enviaba ayer un requerimiento a la Sociedad General de Autores instándola a confirmar “fehacientemente” que ninguno de los actuales componentes de su junta directiva se encuentra en una situación de conflicto de intereses, citando explícitamente al actual presidente de la entidad, José Ángel Hevia. Cultura establece un plazo de cinco días para que la SGAE despeje esas “dudas razonables” sobre la situación de incompatibilidad de parte de su directiva, no garantizándose de este modo que la entidad esté “libre de influencias de los usuarios de su repertorio”.

Cultura establece un plazo de cinco días para que la SGAE despeje esas ‘dudas razonables’ sobre la situación de incompatibilidad de parte de su directiva

A este respecto, el requerimiento del ministerio de Cultura cita en concreto las empresas de Pablo Pinilla y de José Ángel Hevia. Sobre la compañía de este último, Busindre Producciones, tras valoración por parte de la comisión deontológica, ya se acordó en una junta directiva la pasada primavera que no participase en las decisiones relacionadas con las normas de reparto en el ámbito de la radiodifusión.

Desde la SGAE se muestran sorprendidos ante la iniciativa del Ministerio, y aseguran estar cumpliendo con todos los requerimientos para avanzar con transparencia y paso seguro en la gestación de una nueva etapa de la entidad de derechos musicales que deje atrás las polémicas y los recelos. Pero salta a la vista que no se lo están poniendo nada fácil.

 

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre