José Guirao, ministro de Cultura y Deporte

“El melodrama de la SGAE ha desembocado en la conclusión tan anunciada como deseada por mucho de sus miembros: el pasado primero de febrero el titular de Cultura y Deporte, José Guirao, anunciaba tras el Consejo de Ministros lo que era un secreto a voces: iba a pedir la intervención judicial de la Sociedad General de Autores y Editores. Guirao avanzó que a lo largo de esta semana o comienzos de la siguiente confiaba poder remitir al juez el correspondiente escrito de petición para una intervención parcial, y este fue un aspecto que quiso subrayar: “No se va a pedir la intervención total de la SGAE”. Por el contrario, Guirao repasó los tres puntos concretos que el Ejecutivo considera fundamentales modificar.

Se trata, en definitiva, “del cambio en los estatutos de la SGAE para adaptarlos a la ley, la revisión de criterios de reparto del dinero recaudado por la entidad entre los diversos colegios que la conforman y la habilitación de un sistema de voto electrónico para que sus miles de socios, la mayoría de los cuales no viven en Madrid, puedan votar”, explicó el titular de Cultura en la rueda de prensa que siguió al Consejo de Ministros.

Pero las penas de la SGAE no acaban ahí, porque a la intervención hay sumar la reciente resolución judicial que dicta que las multinacionales EMI, Warner y Peer deben ser reintegradas en la Junta Directiva de la sociedad. Estas editoras fueron expulsadas del órgano de gobierno de la SGAE en diciembre de 2017, en virtud de una resolución de octubre de ese año que fue inmediatamente recurrida por las multinacionales. Desde la SGAE afirman que el auto no tiene efecto jurídico: «Es inaplicable jurídicamente porque hay nueva junta jurídica nacida de unas elecciones. Ha habido un proceso electoral posterior en el que se ha elegido una nueva Junta Directiva».

Aquella sentencia favorable fue anulada por un juez de Madrid un año más tarde, ante lo que las multinacionales pidieron el reingreso en la Junta, algo que sin embargo no permitió la actual dirección de la SGAE. Ahora un juez de la Audiencia Provincial ha vuelto a dar la razón a las multinacionales. Sin embargo, las consecuencias de esta sentencia están aún por vislumbrarse, porque no se trata solo de reintegrar en la Junta Directiva a las tres compañías musicales, sino que se da la circunstancia de que la actual Junta Directiva salió de unas elecciones convocadas, en opinión de esas editoriales, por una Junta mal conformada.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + 13 =