Mussolini y su familia, en la playa de Levanto en 1923.

Todo es descomunal en M. El hijo del siglo, la primera parte de una trilogía que pretende adentrarnos en la figura de Benito Mussolini y en su contribución por antonomasia a la historia del siglo XX: el fascismo. Para empezar, sus más de 800 páginas, sus apabullantes ventas en Italia, el Premio Strega 2019, su proyecto para llevarlo a la televisión y, sobre todo, su originalidad al abordarlo narrativamente. Porque no estamos ante un libro de historia ni tampoco ante una novela de no ficción. Esta biografía novelada es en cierta forma un poco de todo ello.

El escritor italiano alerta de los “nuevos Mussolini” que surgen un siglo después en Europa

Hay muchas formas de hablar del fascismo y de lo que Mussolini implantó en Italia entre 1922 y 1943. Pero pocos podían aventurar a estas alturas que abordarlo como lo ha hecho Antonio Scurati podría mover a todo un país a lanzarse a sus páginas de forma abrumadora. Scurati (Nápoles, 1969) es profesor de Literatura Contemporánea en la Universidad Libre de Lengua y Comunicación de Milán y también trabajó en el Centro de Estudios sobre el Lenguaje de la Guerra y la Violencia de la Universidad de Bérgamo. Con esta obra, su nombre ya brilla con luz propia como un autor de referencia en las letras italianas.

Camisa negra y porra

Durante la presentación de su libro en España, Scurati ha alertado de los “nuevos Mussolini” que surgen un siglo después en Europa, aunque ya no lleven “la camisa negra y la porra” como aquellos que durante más de dos décadas sembraron de autoritarismo un país entero hasta llevarlo al más absoluto de los desastres.

  1. El hijo del siglo, publicado en España por Alfaguara, narra con todo lujo de detalles en forma de novela documental la relación del Duce (guía) con el germen de lo que sería después un ideario que aún hoy, un siglo después, sigue planeando con una inusitada salud entre las sociedades más avanzadas. Este primer volumen de la planificada trilogía aborda los primeros cinco años del fascismo en Italia, que comenzó con la fundación de los Fasci di Combattimento.

Vaya por delante el posicionamiento claramente antifascista del autor de este libro ejemplar y monumental. Pese a todo, Scurati admite “el gran talento” de su protagonista, que supo aprovechar y encauzar a su conveniencia ese caldo de cultivo que todo descontento generalizado genera en las masas. “A Mussolini no le faltaba ninguno de los vicios que hacen de un político un líder ganador”, subraya. Pero el autor de M. El hijo del siglo llama la atención sobre ese acto reflejo tan común en la actualidad de querer buscar mussolinis en estos años veinte del siglo veintiuno, cuando en verdad habría que dejar de mirar “al escenario” y poner el foco en el “patio de butacas donde está la gente”, porque es aquí donde anida “el miedo, el rencor y la desilusión” de la población. Allí germina el fascismo. El resto es ya historia y, hoy mismo, periodismo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − catorce =