El presidente andaluz, este miércoles, durante el Debate sobre el Estado de la Comunidad, celebrado en el Parlamento autonómico.

El incesante incremento de contagios de covid-19 en Andalucía ha dejado en evidencia los supuestos planes de “anticipación” puestos en marcha por el Gobierno de Juan Manuel Moreno Bonilla desde que asumió el mando de las actuaciones de prevención tras el fin del estado de alarma el pasado 21 de junio. Los hospitales de referencia de la comunidad han resaltado la situación “crítica” que viven en la actualidad mientras las cifras de contagios van de récord en récord desde hace semanas sin que el ejecutivo andaluz haya implementado medidas adicionales para frenar esta segunda oleada de contagios más allá de limitar la movilidad en un limitado número de municipios. El número de hospitalizados en Andalucía por coronavirus se eleva este miércoles a 1.567 y un total de 198 están en las UCI de la comunidad.

El presidente andaluz reconoce que la atención primaria está “desbordada” y los hospitales de referencia alertan por su situación “crítica” con 1.567 hospitalizados y casi 200 ingresados en UCI

Hasta estos días de octubre que la evidencia de los datos objetivos de contagios ha tumbado de cuajo los mensajes optimistas del ejecutivo andaluz, el propio presidente andaluz no ha tenido más remedio este miércoles que anunciar, durante el Debate sobre el Estado de la Comunidad celebrado en el Parlamento andaluz, la puesta en marcha desde este viernes de medidas “duras, pero necesarias” para contener una pandemia que en numerosos puntos de Andalucía va desbocada desde hace semanas sin que los planes preventivos de la Consejería de Salud hayan surtido ningún efecto entre la población.

El discurso oficial de “anticipación”, puesto en marcha después de las presiones impulsadas por el equipo de Moreno Bonilla contra el Gobierno de Pedro Sánchez para que se acelerara el fin del estado de alarma el pasado junio porque “no tiene sentido”, según dijo entonces el presidente andaluz, ha caído por su propio peso apenas dos meses después de que el consejero de Salud, Jesús Aguirre, diera por “controlada” la pandemia en Andalucía a mediados del pasado agosto. En estos momentos, los ingresos hospitalarios por covid-19 en Andalucía han pasado de 133 a más de 1.500 en estos dos últimos meses, y se han notificado 3.442 nuevos casos positivos este miércoles y 31 fallecidos.

Nuevos contagios entre sanitarios

Mientras tanto, la historia de la primera ola se repite. El sindicato de enfermería Satse ha denunciado un nuevo incremento de contagios entre el personal sanitario por falta de medidas preventivas adecuadas mientras el sistema de atención primaria está “desbordado”, según reconoce el propio Moreno Bonilla. Tanto es así que el ejecutivo andaluz, que criticó la prolongación del estado de alarma hasta junio, ahora clama para que se aplique el “toque de queda” de forma unitaria en todo el país.

La negación de la evidencia desde el ejecutivo andaluz ha sido una constante hasta hace solo unos días, cuando el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, decía a comienzos de este octubre que Andalucía “resiste mejor que la media española” esta segunda ola de la pandemia.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre