“La sanidad madrileña está aletargada”, afirman desde  el Sindicato de Enfermería (SATSE) Madrid. Los hospitales funcionan a medio gas, la Atención Primaria no ha avanzado desde el inicio de la pandemia. “No se dan citas, no conocemos los protocolos, no se ha reforzado la plantilla a pesar de que las bajas por Covid han sido numerosas, muchos recursos asistenciales siguen cerrados en Primaria. Se está improvisando sobre la marcha y eso no es una buena noticia desde el punto de vista sanitario”, afirman desde el sindicato.

Ayuso no contrata nuevo personal, y además carecen de EPIs

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso va en dirección contraria al resto de Comunidades ya que ni refuerza las escasas plantillas enfermeras que hay en los centros de salud ni las considera esenciales para la lucha contra el Covid al no incorporarlas, de forma masiva, en los dispositivos de rastreadores, denuncian desde el sindicato Satse. Y le pregunta a la Ayuso: ¿Qué pasa con las enfermeras madrileñas?

“No sabemos si el Gobierno de Díaz Ayuso conoce realmente el papel que desempeñan los profesionales de Enfermería en el Sermas, más allá de haber sido el colectivo que ha liderado la atención sanitaria en la Comunidad durante los dos últimos meses”, indican desde el Sindicato de Enfermería, SATSE en Madrid.

La región cuenta, en Primaria,  con el menor número de enfermeras por habitante de todo el Estado y, sin embargo, su Servicio de Salud es de los que menos contratos ha realizado para este ámbito asistencial, prioritario según la OMS para iniciar la fase de normalización”.

Contratación

Primero desde el Gobierno se afirmó que se iban a contratar unas 380 profesionales para los centros de salud, ahora que serán 200 y que progresivamente se ampliará “aunque pensamos que no va a ser así”, dice SATSE.

 Con esta cifra, calificada de muy escasa por SATSE Madrid, no podrán reforzarse la gran mayoría de los centros de salud ya que la región cuenta con 430 dispositivos de Atención Primaria.

SATSE Madrid reclama que se deberían contratar al menos, unas 1.000 enfermeras más para reforzar el ámbito asistencial que ha de liderar la normalización.

También se afirmó desde el Gobierno regional que iban a contratar 400 rastreadores, aunque finalmente serán 175 y creemos que, de haber alguna enfermera, serán muy pocas a pesar de que tienen el perfil idóneo para desempeñar esta labor.

En el resto de comunidades autónomas se ha pensado en la Enfermería como el referente para realizar la labor de rastreo de posibles nuevos casos, mientras en la Comunidad de Madrid se nos ignora. “Vamos, otra vez, a contracorriente respecto al resto de regiones españolas”.

En Baleares ya se sabe que serán 150 rastreadoras, de las que, al menos, 105 son enfermeras. En la Comunidad Valenciana, la Conselleria de Sanidad va a contratar a 600 enfermeras para realizar el rastreo de los contactos de los nuevos positivos y en la mayoría de las regiones (Euskadi, Aragón, Andalucía,) cuentan con enfermeras para realizar las labores de rastreo, reforzando sus plantillas con profesionales de Enfermería. Todas estas regiones cuentan, además, con más enfermeras por habitante que nuestra región por lo que no comprendemos cómo se va a hacer una desescalada con garantías en Madrid.

Reactivar la economía

Lo que sí saben las enfermeras madrileñas es que el Gobierno de Díaz Ayuso quiere, ya que lo ha repetido una y otra vez, reactivar la economía. “Si se produce un nuevo rebrote piensa que allí estarán, otra vez, las enfermeras y enfermeros para solucionar el problema. Lo que no quiere ver es que estamos agotadas física y mentalmente y no seremos capaces de hacer un nuevo sobreesfuerzo como el que ya hemos realizado”.

“No queremos el aplauso y las buenas palabras de los políticos. Queremos hechos y que se refuercen las plantillas. Que se contrate a enfermeras, enfermeras especialistas y fisioterapeutas, que se nos doten de los EPis y el material suficiente para que podamos ofrecer la sanidad que queremos y no podemos ofrecer”, indican desde SATSE Madrid.

“No nos merecemos cómo nos están tratando, continúan. En Madrid hemos estado en primera línea, sin libranzas, sin poder abrazar a nuestros familiares más queridos por miedo a contagiarles y, ahora, nos dicen que no nos merecemos descansar (si no hay contrataciones no podremos hacerlo ya que las plantillas son exiguas) y que tenemos que seguir trabajando en condiciones precarias. Madrid necesita pasar de Fase, pero las enfermeras y enfermeros se preguntan ¿A qué precio, al nuestro?

El Colegio de Médicos de Madrid pide “prudencia”

El presidente del Colegio de Médicos de Madrid, Miguel Ángel Sánchez Chillón,  pide “prudencia ante el riesgo de rebrote en el paso a la fase 1 en la Comunidad” porque “la situación todavía no es óptima y existe una cierta fatiga en las plantillas que además están mermadas” por la covid-19.

Llama a la población a seguir “extremando las medidas de higiene, como no compartir los móviles. Sigue habiendo contagios. A diario sigue habiendo ingresos en los hospitales y en las UCI. Incluso si extrapolamos las cifras y comparamos con las de primeros de marzo son muy parecidas. Entonces estábamos subiendo y ahora estamos bajando. Pero ya no está el sistema como entonces. Hay una fatiga física y psíquica, y una merma en el número de profesionales que están trabajando”, asegura. 

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre