En el contexto actual de una tercera ola de contagios en todo el mundo, la Secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de la UGT, Ana García de la Torre, reclama priorizar y reforzar la protección de la salud de la ciudadanía, en especial de los trabajadores y trabajadoras en sus centros de trabajo, y establecer un retorno con derechos. Por ello García de la Torre recuerda que las empresas deben dar una respuesta adecuada y adoptar las medidas preventivas que sean necesarias para proteger la seguridad y la salud de las personas trabajadoras a su cargo.

En este sentido, el sindicato subraya que es fundamental continuar con el teletrabajo en aquellos puestos en los que sea posible a fin de evitar desplazamientos y contactos respetando el derecho a la desconexión digital; garantizar el mantenimiento de la distancia de seguridad estableciendo turnos si no es factible; dotar del material de protección adecuado y suficiente, establecer limitaciones de aforo en zonas comunes, optar por reuniones por videoconferencia; así como extremar la limpieza de las instalaciones, lugares y superficies de trabajo.

Resulta imprescindible que la empresa proporcione dispensadores jabonosos y/o de solución alcohólica desinfectante en número y disposición suficiente en los puestos de trabajo; y garantice la existencia, suministro y uso de EPI adecuado al riesgo (mascarillas, gafas, guantes, etc.) y, en este contexto, exige también un transporte público seguro.

Además, UGT advierte de que, si a estas alturas no los hubiera, hay que establecer planes de contingencia y protocolos de actuación consensuados con los representantes de los trabajadores, en los que se establezca de forma clara la forma de proceder, tanto para el trabajador o trabajadora contagiado, como para los distintos departamentos en la empresa –limpieza, servicio de prevención, etc.- y que se debe garantizar de forma específica la protección de las personas trabajadoras especialmente sensibles.

El sindicato recuerda también que ofrecer información y formación a las plantillas es de obligado cumplimiento y, con todo, exige a la inspección de trabajo que este vigilante y sea diligente tanto con los posibles incumplimientos en materia de seguridad y salud con motivo del COVID-19, así como con las diferentes situaciones que se pueden dar en relación a la precariedad en la contratación y en el trabajo.

En cuando a la estrategia nacional de vacunación, UGT considera que, además de al personal sanitario y sociosanitario, es primordial vacunar, cuanto antes, a las personas trabajadoras más vulnerables frente a la COVID-19 así como a los trabajadores y trabajadoras esenciales y a aquellos que, debido al diseño de sus puestos de trabajo, no puedan guardar la distancia interpersonal.

Mantener y mejorar la protección social

La Unión General de Trabajadores considera que, como medida fundamental para preservar el empleo, es esencial llegar a un acuerdo para prorrogar los ERTE hasta que tengamos la economía en marcha en los sectores que lo requieran.

Además, hay que mantener, extender y mejorar en la medida de lo posible la protección social y, desde la óptica económica, la extensión de la protección observa una importancia también radical, pues cuanto menor sea esta en un escenario de destrucción de empleo, más difícil, cara y larga será la recuperación.

Afrontar retos pendientes

UGT urge al Gobierno a afrontar cuestiones pendientes como las relacionadas con la necesidad de prolongar de los ERTE el tiempo necesario o hacer frente a las carencias de la educación a distancia y la brecha digital en nuestro país, cuestiones que deben abordarse en el marco del Diálogo Social y con el máximo acuerdo posible.

El sindicato aboga por acelerar la reconstrucción económica y social para lograr una recuperación con garantías e impulsar políticas para encarar una recuperación digna, y con futuro. Para ello, hay que aprovechar los Fondos Europeos y acometer transformaciones pendientes como el cambio de modelo productivo social y ambientalmente justo que priorice los sectores con valor añadido que generan empleo de calidad y con derechos, y alcanzar un gran Acuerdo por la Industria -que posibilite un desarrollo industrial amplio- y una transición justa que no deje a nadie atrás.

Además, la pandemia ha puesto de manifiesto la importancia de nuestro el Estado de Bienestar y la necesidad de potenciar unos Servicios Públicos potentes que proporcionen a los ciudadanos los servicios que necesitan, pero para ello es preciso un sistema impositivo que distribuya la riqueza que se genera en nuestro país.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre