Según una resolución a la que ha tenido acceso Diario 16, la Sala 2ª del Tribunal Supremo ha ordenado la apertura de un expediente sancionador  al Letrado que en un recurso de casación ha pedido que se iniciara el expediente de jubilación anticipada por incapacidad permanente al magistrado Luciano Varela, considerando que esa solicitud es una falta de respeto que debe ser sancionada disciplinariamente.

Se da la circunstancia de que tres de los cinco magistrados de esa sala de casación (Juan Ramón Berdugo, Luciano Varela y Andrés Palomo Del Arco) forman parte también de la Sala del Supremo que tiene que juzgar la causa del ‘Procés’. Por esa razón, fuentes judiciales consultadas por este diario coinciden en afirmar que lo que acaba de hacer el Alto Tribunal es un aviso a navegantes, que está dispuesto a sancionar también a todo el que pida la jubilación de Luciano Varela en el asunto catalán.

Este magistrado, según el escalafón de la carrera judicial, nació el 9 de mayo de 1947, con lo que el próximo 9 de mayo de 2019 cumplirá 72 años. Y el artículo 386 de la Ley Orgánica del Poder Judicial dice que la jubilación por edad de los Jueces y Magistrados es forzosa, y se decretará con la antelación suficiente para que el cese en la función se produzca como máximo a los setenta y dos años de edad.

Pero el Consejo General del Poder judicial todavía no ha decretado la jubilación de Luciano Varela. El problema que se le va a plantear al Tribunal que tiene que enjuiciar la causa del ‘Procés’, donde se ha estimado la pertinencia de más de 500 testificales, es lo que ocurrirá si llegado el 9 de mayo próximo aún no han terminado las sesiones del juicio al tener que jubilarse Luciano Varela sin que la Ley permita que se le pueda prorrogar la jurisdicción.

Lo que no tiene sentido entonces es por qué Manuel Marchena ha permitido que Luciano Varela siga en la causa del ‘Procés’, sabiendo que cuando se jubile tendrá que anularse todo lo que se haya hecho hasta ese momento si aún no han terminado las sesiones del plenario, teniendo en cuenta que en este caso el juicio tendrá que empezar de nuevo cuando se designe al nuevo magistrado que le tenga que sustituir, prolongando de esta manera la agonía de los políticos que siguen encarcelados.

Menos sentido tiene que tres magistrados del Tribunal del ‘Procés’ hayan considerado que pedir la jubilación anticipada de Luciano Varela sea una falta de respeto que haya de ser sancionada disciplinariamente.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 − seis =