Una desahuciada selección de Marruecos que tenía ya las maletas hechas, las dejó un rato en la consigna para hacer un ‘apaño’ a la selección española. La Roja cuenta por desastres sus partidos en esta Copa del Mundo: ante Portugal hace un buen encuentro, pero sólo empata; ante Irán gana, pero los noventa minutos fueron para olvidar, y con Marruecos no se salvan ni el juego ni el resultado.

La selección española tuvo el balón casi el setenta por ciento del tiempo, pero no le sirvió para nada. Mientras, Marruecos apenas tocaba balón, ni falta que le hacía. Durante ese escaso tiempo marcó dos goles y fue siempre por delante de La Roja.

Isco y Aspas, los dos goleadores, fueron de lo poco que se salvó de un partido que mete el miedo en el cuerpo a los aficionados españoles cara a los octavos de final. Una clasificación que no estaba tan segura en algunos momentos del partido.

España, por el empate entre Portugal e Irán (1-1), queda primera del grupo B y tendrá que jugar contra la anfitriona, Rusia, el próximo domingo día 1 a las 16:00 horas (Cuatro). Pero mucho tienen que cambiar Fernando Hierro y sus jugadores para jugar al nivel que requiere una Copa del Mundo, si lo que se pretende es aspirar a ganarla.

Poco fútbol

Mucho movimiento y poco fútbol en la primera parte. La selección española controlaba el balón, pero no conseguía rematar la jugada y fallaba delante de la portería marroquí. Diego Costa, por citar alguno, no tuvo su mejor día.

El primer revés para La Roja llegó a punto de cumplirse el cuarto de hora, en un contraataque armado tras un error entre Andrés Iniesta y Sergio Ramos. Khalid Boutaib avanza rápido con el balón y bate a David de Gea entre las piernas. Era el 0-1 que metía el miedo en el cuerpo a toda la afición española.

La selección española se recompuso enseguida y continuó con la posesión del balón. Esta vez controló la jugada, con un Iniesta que demostró su clase y puso un excelente pase sobre Isco, que controló y batió en la salida al portero Munir (1-1).

La igualdad en el marcador llevó cierta tranquilidad a la selección española, aunque seguía con los mismos errores delante y descuidaba un poco la defensa, probablemente por exceso de confianza. En una de ellas, Boutaib tuvo una gran oportunidad al plantarse solo delante de De Gea, pero esta vez el guardameta estuvo efectivo.

Marruecos, por su parte, juntaba más sus líneas en defensa para tratar de evitar las incursiones de los delanteros españoles, aunque las entradas de sus jugadores sobre eran más duras de lo que debía haber permitido el árbitro.

Segunda parte

La segunda parte empezó igual que la primera. Marruecos aprovechaba el poco tiempo que tenía el balón para crear peligro sobre la portería de De Gea, aunque a los pocos minutos volvió el balón a las botas de los jugadores españoles y Marruecos, a retrasar sus líneas.

La Roja tuvo dos ocasiones claras, con un remate de Isco que Saiss sacó cuando estaba a punto de colarse en la portería de Munir y, la otra, en un remate de cabeza de Piqué al saque de un córner.

Marruecos volvió a ponerse por delante tras el saque de un córner a falta de diez minutos para el final del tiempo reglamentario, con un magnífico remate de cabeza de Nesyri que acababa de entrar al terreno de juego (1-2). La Roja estaba ‘tocada’ e inmediatamente todas las miradas fueron al partido Irán-Portugal por lo que pudiera pasar.

Pero Iago Aspas, que había entrado para sustituir a Costa, quitó el susto a la selección española con un habilidosísimo toque de tacón a la salida de un córner, que llevó el balón al fondo de las mallas el definitivo empate al marcador (2-2) en el primer minuto del descuento. Eso sí, hubo que esperar un larguísimo tiempo de suspense para que el VAR decidiese si había o no fuera de juego.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorYo protesto
Artículo siguienteCaso Trapero: La sedición no puede estar organizada
Periodista con 27 años de profesión a sus espaldas, ha trabajado en medios de Comunicación de Extremadura y Castilla y León, además de colaborar con prensa económica como el Cinco Días y de poner en marcha su propia agencia de Comunicación Comunica2, que se ha caracterizado por la organización de eventos nacionales e internacionales y gabinetes de Comunicación para empresas públicas y privadas. También ha dirigido campañas de Comunicación Política y asesorado a personajes públicos. Según su criterio, los principios básicos del Periodismo, sólo pueden tener como base la libertad de expresión. Algo que empresas e instituciones políticas se han ocupado de manejar en favor de sus intereses.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − 11 =