viernes, 19agosto, 2022
24.6 C
Seville

La Roja afronta un partido …y un examen ante Portugal

El resultado será más importante que en los inicios de otros mundiales por la inevitable comparación entre los planteamientos de Hierro y la línea que llevaba Lopetegui

Sergio Arestizabal Pastor
Sergio Arestizabal Pastor
Periodista con 27 años de profesión a sus espaldas, ha trabajado en medios de Comunicación de Extremadura y Castilla y León, además de colaborar con prensa económica como el Cinco Días y de poner en marcha su propia agencia de Comunicación Comunica2, que se ha caracterizado por la organización de eventos nacionales e internacionales y gabinetes de Comunicación para empresas públicas y privadas. También ha dirigido campañas de Comunicación Política y asesorado a personajes públicos. Según su criterio, los principios básicos del Periodismo, sólo pueden tener como base la libertad de expresión. Algo que empresas e instituciones políticas se han ocupado de manejar en favor de sus intereses.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

El debut de La Roja en el Mundial de Rusia, esta tarde ante Portugal (20:00 Telecinco), es mucho más que un partido, más que una cita durante la que se paraliza un país. Los últimos acontecimientos extradeportivos RealMadrid-Lopetegui-Rubiales hacen que la cita se convierta en un examen que compare lo que haga el seleccionador, Fernando Hierro, con lo que aficionados y ‘seleccionadores en potencia’ crean que hubiera hecho el recién destituido Julen Lopetegui.

La selección española no acostumbra a tener muy buenos comienzos en los mundiales. De hecho, en sus partidos iniciales de las diez últimas Copas del Mundo sólo ha ganado dos –en 2002 a Eslovenia (3-1) y en 2006 a Ucrania (4-0)– pero, aparte de la intranquilidad inicial, no supusieron una gran merma en el ánimo de la plantilla. De hecho, el año en el que La Roja llegó a lo más alto (2010) perdió en su debut ante Suiza por la mínima.

Pero hoy todo será, inevitablemente, diferente. El seleccionador, los jugadores, el cuerpo técnico…, todos apelan a la profesionalidad de los jugadores, a la importancia de jugar un Mundial y a todo lo que se les ocurre para que los protagonistas de esta tarde olviden todo lo que no huela a selección portuguesa. Construir una burbuja en la que sólo quepa el partido de esta tarde.

Un extraordinario trabajo psicológico y emocional que lidera Fernando Hierro, con su larga experiencia como jugador en mundiales, su personalidad y su cercana relación con los veteranos de La Roja.

Enfrente, la selección portuguesa. Con un Cristiano Ronaldo que tampoco tiene la cabeza muy tranquila. Su futuro profesional, sus problemas fiscales y el escaso acierto goleador en los mundiales –tres goles en 13 encuentros– no ayudan mucho a su concentración.

El historial es favorable a la selección española, que ha ganado en 16 de las 35 ocasiones en las que han jugado y sólo ha perdido seis, aunque en competiciones importantes –Eurocopa y Mundial– la cosa está igualada, con dos empates y una victoria para cada uno.

Pero esta tarde es un partido nuevo, una historia nueva en la que todo es posible y en la que los millones de ‘seleccionadores’ que tiene España encontrarán justificación y tendrán un culpable o un héroe pase lo que pase.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído